Provincia de Cádiz

Propietarios de viviendas ilegales de Chiclana saltan al ruedo político

  • El Partido Vecinal Regionalista presenta su candidatura oficial a las próximas elecciones municipales en defensa de los miles de residentes afectados por el proceso de regularización en el término chiclanero

Comentarios 56

Alrededor de 200 personas acudieron a la presentación oficial del Partido Vecinal Regionalista (PVRE) que representará los intereses de los vecinos que poseen una vivienda ilegal en Chiclana. Esta nueva formación política se opone frontalmente a las Ordenanzas Municipales aprobadas por el Ayuntamiento de esa localidad al entender que los costes que se piden desde el Consistorio para regularizar sus casas son excesivos.

Marisol Ayala Contreras será la persona que encabezará este partido para los próximos comicios municipales de mayo de 2011 y cuyo nombre se dio a conocer en la noche del viernes en el acto que se celebró en la Hacienda Gañanía, cerca del Sotillo. De momento, esta agrupación está respaldada por 25 asociaciones de vecinos de Chiclana y, además, cuenta con una sede en esa localidad (Plaza Santo Cristo) y unos 200 militantes.

El proceso de regularización en Chiclana afecta a nueve Áreas de Gestión Básica, todas en el extrarradio, donde se pretende instalar los sistemas generales de conexiones de agua potable y alcantarillado para que los vecinos se ‘enganchen’ tras abonar unos importes establecidos por el Ayuntamiento.

Ayala dio un discurso ante simpatizantes y militantes para fijar las líneas básicas del partido que nace de la escisión de una plataforma de vecinos afectados por la regularización de viviendas de Chiclana. La candidata exigió servicios básicos (agua, luz y alcantarillado) para todos los vecinos de Chiclana “no como algo que se vende a precio desorbitados, sino como un servicio obligatorio que debe prestarse desde las instituciones al margen de barreras arquitectónicas o legales”.

Dijo que su partido luchará por “eliminar el trauma psicológico que sufren muchas familias debido a la situación de sus viviendas, pero tened seguro que si tenemos apoyo en las elecciones, lo solucionaremos”. Así manifestó que el Partido Vecinal Regionalista “no descansará hasta que todo sea legal y normal en Chiclana, pero sin ningún tipo de trauma. Que esta ciudad ofrezca de forma real una buena calidad de vida a todos”.

Reseñar que el Ayuntamiento ya ha iniciado el proceso con las obras de instalación de los sistemas generales en la zona de la Rana Verde. Pero esta misma iniciativa tendrá que extenderse a otros enclaves que afectarán a unas 10.500 viviendas, si bien el número de casas irregulares en el término chiclanero rebasa con creces esta cifra. Además, se trata de un asunto que trasciende a lo local puesto que en Chiclana hay una elevada cantidad de parcelas ilegales cuyos propietarios son de otras poblaciones, en su mayoría de San Fernando y Cádiz.  

Ayala prometió que, en caso de obtener alguna responsabilidad en el gobierno municipal, “haremos dos auditorias:  una económica,  donde los ciudadanos conozcan el estado de su Ayuntamiento, y otra conocer el número de viviendas real que existen sin regularizar o legalizar en cada zona de Chiclana”. La declaración de intenciones de la candidata por el PVRE fue más allá de la problemática de las casas ilegales al implicarse en asuntos como sanidad, educación o el desempleo. “El paro es el mayor trauma que sufre la ciudad. Esta es la triste realidad y que aparte de las gestiones más o menos acertadas de los gobiernos municipales nosotros nos proponemos, sin falsas promesas decirles, que sin fórmulas mágicas conseguiremos mitigarlo y seguro que así se hará”. Porque, según expuso, “Chiclana no pertenece a los políticos, por eso y por encima de cualquier consideración, es un espacio colectivo cuyos propietarios son sus habitantes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios