Provincia de Cádiz

Preocupación en los comerciantes del centro por el número de locales vacíos

  • Decenas de establecimientos se encuentran desocupados y sin ningún tipo de actividad

Salimos por el centro de la ciudad en busca de locales comerciales vacíos. Llama considerablemente la atención comprobar su abundancia. Paseando únicamente por las calles Palacios, Luna y Larga encontramos más de una veintena de establecimientos desocupados con carteles que promocionan su venta o alquiler.

Calles que en épocas de mayor bonanza económica han sido el centro neurálgico comercial de El Puerto y que ahora se encuentran plagadas de locales sin actividad, fincas que esperan como agua de mayo nuevos propietarios.

¿A que se debe esta situación? El análisis es complejo. Por un lado, la proliferación de las grandes superficies comerciales -alejadas del núcleo urbano- ha perjudicado a los comercios del centro. En su espacio se concentran las principales firmas, que prefieren estar en un lugar con visita de público medianamente garantizada. Máxime con la situación actual que vive el centro de la ciudad, afectado por un tremendo caos circulatorio que impide el fácil aparcamiento. El tiempo es dinero, y la gente no tiene tiempo que perder buscando donde estacionar sus vehículos. "La clientela nos comenta que con tantas calles en obras es difícil llegar a las tiendas. Muchos clientes, que no encuentran donde dejar el coche, terminan en los grandes centros comerciales. Allí tienen asegurado una plaza de garaje", comenta Concepción Ortega, dueña de un negocio en el centro.

Luchar contra la caída del consumo y la feroz competencia en unas calles mermadas de clientes cuyos bolsillos están vacíos, se antoja una misión complicada. Aún más si consideramos que los alquileres de los locales son caros. "Por un local comercial de unos 100 m2 te pueden llegar a pedir 2.000 euros, con ese precio no puede despegar un negocio", comenta el gerente de La Fábrica, una tienda de bolsos que tras más de 40 años en la calle Luna se ve obligada a cerrar: "No hay dinero, la crisis ha afectado a todo el mundo y nuestra tienda ha dejado de ser rentable. Tenemos más tiendas, pero no vamos a abrir nada en El Puerto porque las posibilidades de negocio son nulas", argumenta.

Algún edificio como Puerto Centro Comercial, ubicado en plena calle Larga -en teoría un sitio con bastante potencial-, lo encontramos prácticamente vacío, con decenas de anuncios procurando algún empresario que ocupe sus locales.

Ocurre que el centro está perdiendo oportunidades de negocio y los comerciantes optan por emigrar a zonas más pudientes. Negocios como Royal House, que llevaba ya muchos años en en el centro, se encuentran en 'liquidación por cierre'. No es el único. A la vuelta de la esquina es la tienda de ropa Manolo Sastre la que anuncia en gigantescos carteles ofertas por cierre inminente. "La crisis la hemos notado mucho. Pero el centro ha perdido su esplendor, por aquí no viene tanta gente. La escasez de aparcamientos influye mucho. Nosotros tenemos tiendas en Jerez y en grandes superficies que funcionan porque los clientes pueden llegar comodamente", explica Eva María Mariscal, dependienta de Royal House.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios