Provincia de Cádiz

La Policía Local realiza 122 denuncias por ruidos en Conil

  • La mayor parte de las actuaciones se han llevado a cabo en viviendas turísticas vacacionales desde principios del mes de julio

La localidad jandeña atrae a miles de turistas cada verano. La localidad jandeña atrae a miles de turistas cada verano.

La localidad jandeña atrae a miles de turistas cada verano. / d.c.

La Policía Local de Conil ha levantado desde principios de julio hasta 122 actas de denuncias por ruidos producidos, principalmente, en viviendas turísticas.

Y es que el Ayuntamiento de la localidad ha decidido luchar contra esta lacra que, verano tras verano, socava la convivencia de los vecinos que residen a lo largo del año en el municipio jandeño.

Flaco favor le hace a Conil quien mete a 10 personas en un piso en el que caben dos"

Antonio Alba, alcalde accidental de Conil, cree que a pesar de tratarse de una cifra considerable "pueden ser menos casos que en 2016", aunque aún no ha acabado el periodo estival, que se encuentra en su máximo apogeo en cuanto a recepción de turistas. "Cada verano nos pasa lo mismo porque una ciudad de 20.000 habitantes pasa a acoger a 100.000 con los mismos recursos, algo que se agrava con las políticas del Ejecutivo Central, que no permiten ampliar la plantilla municipal, por lo que se podrían prestar mejores servicios", explica.

Alba considera que si hubiera posibilidad de aumentar el personal "estaríamos en disposición de contar con más Policía Local, más trabajadores de recogida de residuos", etc, por lo que los problemas que vive Conil cada verano se minimizarían.

No obstante, el primer teniente de alcalde piensa que también se trata de un problema de concienciación ciudadana porque "a pesar de que la mayoría de la gente cumple con la normativa de viviendas turísticas, hay otra parte que le hace un flaco favor a Conil metiendo a diez personas en un piso en que caben dos. No conocer la normativa no exime a la gente de su responsabilidad", mantiene.

Para Alba, "no todo vale en el alquiler vacacional, tenemos que estar todos en el mismo barco para que podamos dormir tranquilos por la noche".

El alcalde accidental, mientras el primer edil, Juan Bermúdez, disfruta de sus vacaciones, reconoce que la localidad sufre muchos ruidos en verano por la presencia, sobre todo, de jóvenes que acuden con ganas de fiesta. El problema estriba en que "la gente confunde ruido con inseguridad, pero Conil es un pueblo seguro, así lo demuestran las estadísticas".

La masiva afluencia de visitantes en esta época ha provocado las protestas de algunos vecinos, hartos de tener que soportar molestias de todo tipo. Por ello, lo fundamental según Alba es "mantener el equilibrio entre los turistas que quieren divertirse y los que quieren descansar". En ese sentido sostiene que emitir estas denuncias contra las viviendas turísticas irregulares "conseguirá que cumplan con la normativa" y que el turismo sea de mayor calidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios