Provincia de Cádiz

Pillados en Arcos in fraganti robando mobiliario de un centro comercial

  • La Guardia Civil detiene a una mujer por una denuncia falsa, la quinta en sólo tres semanas esclarecida en la localidad

Dos hombres y una mujer han sido detenidos por agentes de la Guardia Civil en Arcos tras ser pillados in fraganti mientras se disponían a robar mobiliario del exterior del centro comercial Carrefour emplazado en la localidad. Los agentes se encontraban casualmente en el interior del establecimiento, practicando diligencias para esclarecer un robo cometido el día anterior, este pasado lunes, cuando las mismas personas acudieron con intención de repetir atraco. Los guardias estaban anteayer, martes, visionando las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad, en las que se vislumbraban a dos hombres y una mujer acarreando mobiliario almacenado junto a la zona de carga de la gran superficie, cuando supuestamente los mismos implicados fueron captados en tiempo real aproximándose a la zona con la misma furgoneta en la que el lunes habían cargado todos los enseres sustraídos.

Así las cosas, los efectivos del cuartel de Arcos procedieron a la detención de los dos hombres, D.G.H. y J.M.H.H., así como de la mujer, que responde a las iniciales de S.C.V. En total, el lunes habrían logrado apoderarse de una mesa de pescadería, 22 patas de góndola redonda, otra pata de cremallera y una barra de fuerza, todo ello valorado en unos 3.850 euros. Los tres arrestados fueron conducidos a los calabozos hasta su puesta judicial, acusados de un supuesto delito de hurto consumado y otro más en grado de tentativa.

Agentes de Arcos han detenido de otro lado a una mujer en Espera como supuesta autora de un delito de simulación de delito tras interponer una denuncia falsa. La finalmente arrestada denunció en el puesto de Espera que desconocidos, tras forzar la cerradura de su casa, habían accedido al interior sustrayéndole únicamente un móvil, según dijo, de "altas prestaciones ( un HTC de gama media), valorando el objeto robado y los daños causados en 260 euros. Los agentes arcenses iniciaron las investigaciones, comprobando que la cerradura había sido reemplazada, por lo que contactaron con el cerrajero que la había cambiado. Tras ello, se procedió a tomar manifestación de nuevo a la denunciante, quien incurrió en numerosas contradicciones, admitiendo al final que no le habían forzado la cerradura. Así que fue detenida.

Con ella, son cinco ya las personas que los agentes de Arcos han detenido por denuncias falsas en tres semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios