Provincia de Cádiz

El Pentágono no cuenta con Rota para que sea su Base 'africana'

  • Stuttgart se mantendrá como sede de Africom hasta 2012, lo que descarta una mayor presencia del Ejército norteamericano en la provincia a medio plazo

Los 266 millones de dólares que George W. Bush consiguió arrancar al Congreso para reforzar Africom, un comando regional cuya función oficial es controlar posibles células de terrorismo islámico en el continente africano, irán a la Base de Stuttgart, y no a la de Rota, tal y como se barajaba por algunos analistas y cuya posibilidad había sido publicada en el diario oficioso de las Fuerzas Armadas estadounidenses, Stars and Stripes. Esta misma publicación descartaba el pasado sábado una potenciación de la base de Rota de cara a ser 'vigía' de los movimientos que se produjeran más allá del Estrecho, lo que habría supuesto incrementar el contingente en la 'pequeña América' de la provincia, que se ha ido reduciendo drásticamente en los últimos años. Ahora mismo, la Base se limita, casi exclusivamente, a ser lugar de paso y repostaje desde Norfolk a Oriente Medio.

En el artículo aparecido en Star and Stripes, el secretario de Defensa, Robert Gates, reconoce, a través de sus responsables de prensa, que se había estudiado la reubicación de los cuarteles generales del Africa Command (Africom), pero que la decisión final es mantener todo el operativo en la base alemana al menos hasta el año 2012.

"La decisión sobre una nueva ubicación de Africom ha sido aplazada hasta contar con una mayor experiencia en el trabajo con naciones aliadas y contar así con un mejor entendimiento para las exigencias que pudieran tener operaciones a más largo plazo", aseguran las fuentes oficiales del Pentágono.

Los cuarteles Kelley de Stuttgart se mantendrán, de este modo, como base permanente para los intereses en África, que van más allá del control de las posibles células terroristas, ya que los intereses económicos en este Continente han ido creciendo.

"Estudiamos un buen número de alternativas", ha manifestado a Stars and Stripes el portavoz del Pentágono Bryan Whitman, "pero se determinó que, por ahora, y en el futuro inmediato, la mejor posición era permanecer en nuestro cuartel central actual". Será Stuttgart, por tanto, donde se invierta, principalmente en personal y tecnología, la cantidad aceptada por el Congreso a petición del comandante en jefe del Ejército (el todavía presidente Bush). La solicitud de Bush, sin embargo, fue recortada en la cámara de representantes, ya que la pretensión inicial era alcanzar 120 millones de dólares más de los 266 millones finalmente destinados a este comando regional.

Rota figuraba como primera alternativa al cambio de ubicación del cuartel general, después de las protestas que se produjeron en Marruecos en cuanto se supo que Tan Tan, al sur del país, era otra de las posibilidades. Las otras dos alternativas pasaban por situar el mando en territorio americano, en concreto en la base de Charleston, en Carolina del Sur, o en el estado de Georgia.

Vince Crawley, portavoz de Africom, ha querido restar importancia al debate surgido dentro de las Fuerzas Armadas norteamericanas sobre la ubicación de uno de los mandos regionales que más se quiere potenciar en los próximos años. "Lo importante no es dónde vamos a estar, sino construir un mando que sea efectivo".

Sin embargo, que se haya fijado el año 2012 para mantener en Stuttgart el centro de operaciones hace pensar en que durante estos años se trabajará para crear un cuartel general más próximo al continente. En la actualidad, la Base de Rota, cuya ampliación del aeropuerto y del muelle está en ejecución, no tendría las infraestructuras suficientes para esta tarea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios