Partido Popular Cádiz | Valoración electoral

El PP y la fragmentación del voto

  • Los populares gaditanos eluden la autocrítica y culpan a la división del centro derecha de un fracaso histórico

García-Pelayo y Sanz, durante su intervención en la sede del PP valorando los resultados. García-Pelayo y Sanz, durante su intervención en la sede del PP valorando los resultados.

García-Pelayo y Sanz, durante su intervención en la sede del PP valorando los resultados. / Julio González

Un silencio estruendoso resonaba en toda la sede provincial del PP media hora después de que se cerraran los colegios electorales. La calle Cánovas, tan callada y oscura como si fuera a pasar la Buena Muerte, recibía a los periodistas y a los pocos dirigentes que iban llegando en esos primeros momentos de la noche negra. Por no haber no hubo ni militantes. He visto velatorios mucho más animados. En algunos duelos hasta la familia del finado se paga unas rondas. Aquí no había ganas ni de eso.

Lo que tienen las noches tristes es que ni esperándolas hay modo de hallar consuelo. “La fragmentación del voto de centro derecha, la fragmentación del voto, la fragmentación...”, repetían unos y otros como una especie de oración a la que agarrarse.

Mientras que apenas unos metros más allá, en San Antonio, todo eran sonrisas en la sede del PSOE, en la finca azulada de la calle con nombre de político ilustre hasta la bandera del partido se exhibía más decaída que nunca. Allí, encerrados en un despacho de la segunda planta, Antonio Sanz, María José García-Pelayo, Teófila Martínez, Ignacio Romaní, Ana Mestre y Juancho Ortiz debatían las posibles causas de la debacle mientras esperaban que el líder supremo se atreviera a dar explicaciones en la calle Génova madrileña. “Sólo queda felicitar al PSOE”, decía Romaní con media sonrisa en una conversación de pasillos con los periodistas. Junto a él, Juancho Ortiz, que afirmaba que los resultados, los peores para el PP en su historia y que únicamente le daban un diputado en la provincia gaditana, no eran extrapolables a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. “Esto no va a cambiar en absoluto nuestros planes, porque desde siempre he tenido claro que estamos en contextos diferentes”, afirmaba intentando parecer convencido.

Pasaban 21 minutos de la medianoche cuando, tras el discurso de Casado y el brevísimo de Lola Rodríguez desde Sevilla, la comitiva más triste subió las escaleras. Allí, junto a Sanz, se situaron García-Pelayo, Teófila Martínez, Ignacio Romaní y Ana Mestre entre otros. Juancho Ortiz no lo hizo, quizá queriendo preservar la imagen del candidato a la Alcaldía de la capital.

Sanz fue el primero en tomar la palabra y “felicitar al PSOE por la victoria electoral, así lo hacemos en esta provincia”. “En este caso –manifestó– decir claramente que como habíamos advertido la división del voto de centro derecha lo único que podía provocar es que Pedro Sánchez siguiera como presidente del Gobierno. Porque la fragmentación del voto a quien favorece es al Partido Socialista”.

Sanz insistió en que “la historia de este partido está llena de situaciones que nos hacen ver que el PP es un partido fuerte, sólido, de valores, con miles y miles de militantes que dan la fuerza para haber vivido todo tipo de situaciones”.

Sobre el papel otorgado por los ciudadanos ayer indicó que “nos han situado en la oposición y lo haremos con lealtad a España, defendiendo a la provincia de Cádiz. Le deseo un gran trabajo a María José, sabrá estar como siempre a la altura de las circunstancias para defender los intereses de la provincia. Lucharemos desde la oposición con lealtad a España, Andalucía y Cádiz”, afirmó.

Para Sanz, pese a la derrota, los retos que tienen por delante son “apasionantes”. “Tenemos una tarea apasionante, como es gobernar Andalucía”.

“Es evidente –continuó–que estamos a un mes de unas elecciones y aquí no cabe un minuto de descanso. Por eso pido que no perdamos nada en demostrar que sabemos estar a las duras y a las maduras, que sabemos salir siempre de manera constructiva de situaciones complicadas. Estoy convencido que tendremos victorias municipales muy importantes. Ya volcados a un mes de volver a las urnas sí cabe una reflexión, que es aprender que la fragmentación del voto del centro derecha solo favorece al partido socialista”.

Al preguntarle si iban a hacer autocrítica tras tamaño descalabro dijo que “los análisis corresponderán hacerlos al partido, tenemos convocada ejecutiva nacional en breve. Estas cosas tienen que analizarse por las diferentes organizaciones de la campaña. Estamos pendientes de todo. Teniendo a pocas semanas unas municipales lo que corresponde es dejarnos la piel para obtener los mejores resultados posibles”, dijo para terminar.

García-Pelayo

Por su parte, María José García-Pelayo, que será la única diputada del Partido Popular por la provincia en el Congreso, sacó fuerzas de flaquezas para prometer trabajo, trabajo y más trabajo. “Lo primero que tengo que decir es que el PP está entrenado para todo, para los buenos momentos y para los no tan buenos. Estamos entrenados para trabajar, somos un partido con mucha historia pero también con mucho futuro, y tras estos resultados, si acaso con más ilusión vamos a trabajar porque tenemos más responsabilidad que nunca”, dijo.

La diputada popular quiso “felicitar al PSOE” pero le advirtió “que no se confíen, que las victorias son efímeras. Asumo mi compromiso desde esta noche y aseguro que voy a trabajar como si fuéramos nueve los diputados del PP en el Congreso. Por lo tanto voy a ser la voz de la provincia en el Congreso de los Diputados, voy a hablar muy fuerte y no voy a permitir ningún desprecio y que se ningunee a la provincia. Cádiz merece un trato digno. Dentro de cuatro años seremos muchos diputados más”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios