Sanlúcar de Barrameda

Operación contra la cría y venta ilegal de cachorros enfermos

  • La operación de la Guardia Civil se ha saldado hasta el momento con la puesta a disposición judicial de tres personas y el rescate de 21 cachorros aún con vida

La Guardia Civil de Cádiz, con la colaboración de la sociedad protectora de animales Kimba y veterinarios de la Junta de Andalucía, está llevando a cabo una operación policial en la que hasta el momento se han puesto a disposición judicial a tres vecinos de Sanlucar de Barrameda, los cuales, de manera clandestina, se dedicaban a la cría y comercialización, a través de la red, de cachorros que se encontraban enfermos de parvovirosis.

Las actuaciones realizadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), tuvieron su inicio en el pasado mes de abril, tras las denuncias formuladas por particulares, residentes en distintos puntos de la geografía española, de haber sido víctimas de una estafa, ya que los animales adquiridos a través de la red les llegaban enfermos, lo que les originaban unos gastos veterinarios para tratar de curarlos.

Dichos cánidos padecían de parvovirosis, que está considerada como una enfermedad infecto-contagiosa muy grave y una de las principales causas de mortandad de la especie.

Tras las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, se logró identificar el establecimiento dónde clandestinamente se comercializaban los cachorros, logrando recuperar aún con vida a 21 de ellos y hallando un arcón congelador en el que se encontraban los cadáveres de otros 16.

En esta operación, denominada 'Puppy', se ha contado con la colaboración de la sociedad protectora de animales Kimba y de veterinarios de la Junta de Andalucía.

Las actuaciones durante este operativo, que aún sigue abierto, se han saldado hasta el momento con la puesta a disposición judicial de tres personas por los delitos de maltrato animal, por la omisión de la atención veterinaria a animales enfermos,  y de estafa.

Este hecho pone de manifiesto que, además del perjuicio económico que les supone la estafa,  las personas que compran animales de origen desconocido vía Internet , sin garantías de ninguna clase, se exponen a un grave riesgo sanitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios