Provincia de Cádiz

Obama necesitaba incluir ya en sus presupuestos el escudo antimisiles

  • El Gobierno justifica el anuncio en este momento, con las Cortes disueltas, por las prisas de EEUU, mientras Trinidad Jiménez asegura que se informó a Moscú

El ministro portavoz del Gobierno, José Blanco, aseguró ayer que el Ejecutivo se ha sumado ahora al escudo antimisiles de la OTAN, en pleno periodo electoral, con las Cortes disueltas y el presupuesto prorrogado, porque Estados Unidos necesitaba el sí de España para recogerlo en sus cuentas del próximo año. El Consejo de Ministros, en su reunión de ayer, autorizó el despliegue de cuatro buques AEGIS de la Marina de Estados Unidos y sus tripulaciones en la Base Naval de Rota, de conformidad con los acuerdos adoptados en la Cumbre de la OTAN celebrada en Lisboa en noviembre de 2010, cuando los Jefes de Estado y de Gobierno decidieron desarrollar un sistema de defensa contra misiles balísticos para la protección de los pueblos, territorios y fuerzas de los países aliados.

Según el Ejecutivo, la autorización de este despliegue reforzará la capacidad de defensa de la OTAN y constituirá una parte esencial de la aportación de España a dicho sistema de defensa antimisil. La presencia de los buques americanos en nuestras costas ha de hacerse "reconociendo la plena soberanía y control de España sobre su territorio, mar territorial y espacio aéreo". A tal fin, se autoriza el inicio de negociaciones con Estados Unidos para determinar de mutuo acuerdo las condiciones del despliegue, permitiendo la plena adecuación del Convenio de Cooperación para la Defensa a esta nueva forma de cooperación.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, se preguntó a Blanco por qué el Gobierno da ese paso ahora, cuando hay unas elecciones previstas en mes y medio y no hay Parlamento al que pedir opinión. Según dijo, la apuesta por el sistema antimisiles está hablada con el primer partido de la oposición, el PP, y se ha dado a conocer ahora porque Estados Unidos debía incluirlo en sus presupuestos para el próximo años. "Se tenía que haber adoptado en este momento", remarcó.

Además, el ministro portavoz aseguró que "la Estrategia Española de Seguridad, en su página 64", ya abogaba por desarrollar un sistema de defensa frente a misiles de medio y largo alcance, y quiso dejar claro que el Gobierno ha seguido en este asunto los parámetros que se aplican en acuerdos internacionales de similar naturaleza.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, reveló ayer que España informó a Rusia de su intención de participar en el sistema de defensa antimisil. Un día después de que Rusia calificara de "inaceptable" el acuerdo para que Rota sea base naval de ese escudo antimisiles, Jiménez afirmó que no existe "ningún tipo de problema" entre España y Rusia por este tema.

En una entrevista en TVE, destacó que España y Rusia tienen una "excelente relación" y por eso nuestro país informó "directamente" a Moscú de su intención de participar en el escudo antimisiles "incluso antes de que se hiciese pública la decisión".

En opinión de Jiménez, la reacción de Rusia a la participación española en el escudo anunciada el miércoles en Bruselas fue "prácticamente idéntica" a la que tuvo cuando se conoció la participación de países como Rumanía, aliado muy cercano de Moscú, en el escudo, en el sentido de que Rusia no ha incluido en sus críticas ninguna mención específica hacia España. Negó que exista una incoherencia entre la decisión de participar en el escudo antimisiles y la retirada de las tropas de Irak porque, en este último caso, el envío de esos militares carecía de "un marco legal".

Preguntada por el reproche que José Luis Rodríguez Zapatero le hizo en 2001 al entonces jefe de Gobierno, José María Aznar, por su intención de participar en el escudo antimisiles sin un debate previo en el Parlamento español, la ministra se limitó a responder que el acuerdo anunciado esta semana que afecta a Rota aún tiene que desarrollarse y será en ese momento cuando se informe al Parlamento.

Mientras, el coordinador de IU, Cayo Lara, anunció ayer que la Asamblea Federal de este fin de semana aprobará una resolución de rechazo a la decisión deZapatero de "entregar" la base de Rota. En rueda de prensa, Lara calificó de "actuación despótica" el anuncio de Zapatero, y señaló que esto legitima a la coalición "a la rebelión cívica". Añadió que no descarta la convocatoria de movilizaciones si bien esta propuesta se planteará también hoy en el seno de la Asamblea Federal, donde se aprobará el programa electoral para los comicios del 20N y se ratificará la lista de candidatos.

Lara también dio a conocer una carta "abierta a los votantes del PSOE y de la izquierda" en la que se insiste en que España lo que necesita es empleo y no más gasto militar, además de subrayar que con esta decisión el Gobierno "burla" sus compromisos de programas de paz. El coordinador general criticó que no se haya consultado al Parlamento ni al pueblo español, aseguró que el "escudo antimisiles es más ofensivo que defensivo" y remarcó que tanto PP como PSOE son "corresponsables directos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios