Provincia de Cádiz

Las ONG's temen un recorte aún mayor del gasto social municipal

  • 137 colectivos instan a las nuevas corporaciones a mantener las ayudas a la cooperación al desarrollo en países empobrecidos · Algunos ven ya en peligro sus proyectos

Si la crisis está dejando sin empleo y en situaciones económicas difíciles a cientos de miles de personas a este lado del mundo, en el otro, en el de los países empobrecidos por décadas de miseria, la crisis está abandonando a millones a su suerte, condenándolas a sobrevivir -o a morir- sin agua potable, sin comida, sin electricidad y sin posibilidad de sanar. En muchos de esos lugares solo aportan algo de esperanza los proyectos que despliegan las organizaciones no gubernamentales de cooperación al desarollo. Algunas, las mayores y las menos, casi se financian por sus propios medios. Pero la inmensa mayoría depende de las ayudas públicas para seguir trabajando.

Las ong's que operan en la provincia de Cádiz -son 17- dieron ayer un grito de alerta en forma de manifiesto. La coordinadora que las aglutina insta a las nuevas corporaciones locales (Diputación y ayuntamientos) a que mantengan e incluso aumenten sus aportaciones a los proyectos. En la medida de lo posible, porque son conscientes de la situación crítica que viven algunas de ellas. Si no, tendrán que abandonar. Niños, ancianos, mujeres, enfermos y pueblos enteros de Guatemala, Perú, Marruecos o Malí, se convertirían en los damnificados.

La desaparición de esas aportaciones públicas sería el fin de la caída en picado de unas ayudas que no se acercan ni por asomo al 0,7% de los presupuestos: si en 2008, la más generosa de las instituciones de la provincia, la Diputación, dedicó 897.000 euros a ese destino, el 0,37% de su presupuesto; en 2011, serán solo 216.100, un ínfimo 0,08% del total. A esto hay que añadir que nada más que 18 ayuntamientos de los 44 de Cádiz contribuyeron a la cooperación al desarrollo desde 2007. Y que algunos de ellos no han pagado aún las subvenciones que habían concedido en 2010, una vez justificados los proyectos y cumplidos los objetivos. Rafael Lara, de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía; Carmen de Porras, de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería y Elena Rodríguez, de la Asamblea de Cooperación por la Paz, difundieron ayer un manifiesto que apoyan 137 colectivos gaditanos en el que se llama a los ediles a actuar frente a este problema.

En el escrito reivindican el mantenimiento de las políticas y los gastos sociales, alcanzadas tras muchos años de lucha; el establecimiento de un calendario hasta 2015 para que los plenos aprueben el empleo del 0,7% del presupuesto municipal en cooperación al desarrollo y el fortalecimiento del Foro-mesa o Consejo de Solidaridad y Cooperación como órgano consultivo y de participación ciudadana y su creación donde no exista.

A lo anterior añaden el restablecimiento o arranque de la convocatoria anual de subvenciones para proyectos; la regulación y un sistema de justificación de las ayudas más acorde con la realidad de los países empobrecidos y con la nueva legislación y el compromiso de impulsar mociones pidiendo al Gobierno central una "tasa Robin Hood" frente a los movimientos especulativos del capital.

Las reivindicaciones se completan con una petición del fomento del comercio justo y el consumo responsable. El próximo 19 de junio tienen previsto manifestarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios