Astilleros Navantia lamenta los dos últimos accidentes mortales e insiste en que la seguridad "es una prioridad absoluta"

  • La empresa envía un comunicado a la plantilla en el que defiende la labor de su Departamento de Seguridad y Salud Laboral

Concentración de trabajadores de Navantia Puerto Real junto al puente Carranza.

Navantia "lamenta profundamente" los dos últimos accidentes mortales registrados en San Fernando a la par que defiende "el importantísimo esfuerzo en materia de seguridad y salud laboral" tanto para "el personal propio como para el de las empresas contratadas y subcontratadas", según un comunicado interno enviado a toda su plantilla al que ha tenido acceso este periódico. 

La empresa insiste en que "desde el primer momento ha estado en contacto con la familia" del fallecido en La Carraca la pasada semana "para comunicarle su pésame, ofrecerles la máxima colaboración y hacerles llegar la solidaridad y apoyo de todo el personal de la compañía en este difícil momento".

Según Navantia, la empresa constructora que empleaba a este trabajador -Fructuoso Pascual- "se había obligado por contrato a cumplir" la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y los protocolos internos de la compañía pública, "que son de obligada aceptación para todas las empresas colaboradoras". 

La empresa que preside Susana de Sarriá incide en que la seguridad "es una prioridad absoluta". Asimismo, recuerda que el Departamento de Seguridad y Salud Laboral cuenta con más de un centenar de profesionales. "Además de este contingente interno, la compañía contrata un servicio de prevención ajeno que, en función de las cargas de trabajo, nos permite mantener en todo momento las actividades de seguridad y prevención en su máximo nivel", señala.

"Cualquier número de accidentes es inaceptable para Navantia. La meta por la que trabajamos sigue siendo cero accidentes", resalta la empresa, que subraya su colaboración activa con las autoridades en la investigación de los accidentes, a la par que se compromete a desarrollar una investigación interna "para detectar posibles puntos de mejora que eviten que en el futuro puedan ocurrir accidentes similares".

El comunicado de Navantia llega en un momento de tensión interna. Los trabajadores de los astilleros de la Bahía de Cádiz acordaron el pasado viernes abandonar sus puestos de trabajo temporalmente en forma de luto. En el caso de la factoría de Cádiz, el cierre duró doce horas mientras que en San Fernando y Puerto Real no se volvió al tajo hasta este lunes.

Además, el comité de empresa de Puerto Real exigió el cese de la cúpula de Navantia, poniendo el punto de mira en la presidenta, Susana de Sarriá; el director del astillero Bahía de Cádiz, Javier Herrador, y del director de Operaciones y Negocio, Gonzalo Mateo. Precisamente, en las últimas horas han aparecido pintadas en el edificio de dirección de la factoría puertorrealeña reclamando su dimisión.

Pintadas en el edificio de dirección de Navantia Puerto Real. Pintadas en el edificio de dirección de Navantia Puerto Real.

Pintadas en el edificio de dirección de Navantia Puerto Real. / D. C.

Convocatoria del comité intercentros

Navantia prevé convocar esta misma semana al comité intercentros para ratificar un acuerdo alcanzado el pasado 12 de noviembre con el que se incorporará a más personal de refuerzo en las áreas técnicas de seguridad y salud laboral, así como en Medio Ambiente. 

Según el comunicado remitido a la plantilla, a lo largo de 2019 se han realizado 29 auditorías de seguridad tanto a los centros propios de la empresa como a las "industrias colaboradoras". Igualmente, se han impartido cerca de 80.000 horas de formación específica en materia de seguridad y prevención en lo que va de ejercicio.

Para 2020 se prevé certificar a todos los centros de Navantia de acuerdo a la norma ISO 45001, la primera certificación de carácter internacional sobre gestión de riesgos laborales y reconocida "plenamente por los agentes sociales y nuestros clientes". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios