Provincia de Cádiz

Navantia-Ferrol gana opciones para construir los barcos de Australia

  • Puerto Real no fabricaría los dos buques anunciados si se firma el contrato con Arabia

La construcción de dos buques de aprovisionamiento para la Armada de Australia, después de que tomara la decisión de optar por la oferta presentada por Navantia -frente a la del astillero coreano de Daewoo-, podría no llegar ni a tocar los talleres de las factorías gaditanas. Ahora mismo, pese a la confirmación por parte del Gobierno de este paso fundamental para firmar el contrato con la Commonwealth australiana, la situación de los diques de Navantia es un auténtico dominó: según lo que se consiga, los pedidos irán a un sitio o a otro.

En el seno de la compañía pública española se tienen asignados los barcos por centros. Sin embargo, como explicó ayer a este periódico el presidente del comité de empresa del astillero de Puerto Real, Antonio Noria, "esto no tiene por qué ser así". De hecho, el dique puertorrealeño ya tiene asignados los petroleros tipo Suezmax para la naviera vasca Ondimar. Y, a su vez, los dos buques de aprovisionamiento australianos también tienen ya sede: el astillero de Ferrol, que tendría que dividir carga de trabajo con el de Fene, en completa subactividad. De este modo, si se logra firmar el contrato ansiado con Arabia Saudí, que supondría la construcción de cinco corbetas, todas ellas se fabricarían en Puerto Real, lo que daría vía libre a ese reparto de trabajo y los buques australianos irían a Galicia. La distribución sería distinta si finalmente ese contrato con Arabia no sale. En ese caso, Navantia tendría que dividir la faena para Australia entre norte y sur.

Desde el comité puertorrealeño, Antonio Noria saludó ayer la noticia avanzada por este periódico. "Es un grandísimo paso, aunque no todo está hecho todavía. Pero está claro que si salen todos los contratos que están en la última fase, los años 2017 y 2018 van a ser de plena actividad en todas las factorías de Navantia".

Al contrato con Australia se refirió ayer Antonio Sanz, en su calidad de presidente provincial del PP. Explicó que "con la prudencia debida y a la espera de confirmaciones, el nuevo contrato con Australia devolverá a los astilleros gaditanos a sus etapa más dulce".

En rueda de prensa junto a la diputada Teófila Martínez, dijo que fruto del trabajo realizado por el Gobierno se ha producido un "cambio radical" de la situación que se encontró el PP hace cuatro años. Los datos que traerán este nuevo contrato de dos buques serán tres millones de horas de carga de trabajo con picos de hasta 3.000 empleos durante los próximos cuatro años, aseguró, "trabajos que supondrán un beneficio directo para los astilleros y también para su industria auxiliar". En total, aseguró, puede haber picos de 15.000 empleos en 2016. Sanz dijo que su información es que estos trabajos serían tanto para Ferrol como para Cádiz.

La diputada Teófila Martínez, destacó que han "peleado mucho" desde la provincia y señaló que han logrado "quitar el veto de Europa, arreglar el tax lease, que el Gobierno tenga dinero para dos BAM, las eólicas o los petroleros. "Mientras otros hablan, el Gobierno en funciones sigue trabajando",

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios