Provincia de Cádiz

Muere Serafín Núñez, 15 años alcalde de Barbate

  • El político que se hizo famoso por destapar el llamado caso Guerra falleció ayer a los 65 años Ganó cuatro elecciones, primero en el PSOE y luego de independiente

Serafín Núñez Sánchez, quien fuera alcalde de Barbate durante 15 años divididos en dos etapas, falleció ayer a los 65 años de edad tras padecer una larga enfermedad. El funeral se celebrará a las 17 horas de hoy en la parroquia de San Paulino de la localidad barbateña, cuyo Ayuntamiento decretó ayer tres días de luto oficial en su memoria.

Empleado de farmacia y socialista de convicción, Serafín Núñez ingresó en la política coincidiendo con las primeras elecciones municipales, celebradas en la primavera de 1979. Tras arrasar a sus adversarios políticos hasta en tres ocasiones diferentes -bajo su liderazgo el PSOE llegó a conseguir en 1987 hasta 17 de los 21 concejales en el salón de plenos de Barbate- su nombre tuvo eco a nivel nacional tras destaparse a principios de la década de los 90 el conocido como caso Juan Guerra.

En aquella época el promotor Jesús López presentó en el Ayuntamiento de Barbate un proyecto turístico llamado Puerto de la Plata que, tras un estudio previo, se encontró con la negativa de Serafín Núñez a que fuera desarrollado en este municipio. La mediación de Juan Guerra -hermano del entonces vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra- a favor de que este proyecto cristalizara desembocó no sólo en una denuncia pública de Núñez contra Juan Guerra acusándole de tráfico de influencias sino también en una cascada de acusaciones sobre supuestos casos de corrupción en el PSOE, en la ruptura de Serafín Núñez con el que había sido su partido de siempre y, unos años después, en una sentencia por prevaricación que a finales de 1998 acabaría definitivamente con la carrera política de un dirigente que si de algo puede haber presumido es del abrumador respaldo que siempre tuvo entre sus vecinos.

Fue precisamente el caso Puerto de la Plata el que terminaría en 1990 con la primera etapa de Serafín Nuñez como alcalde. Sus indiscutibles mayorías absolutas de 1979, 1983 y 1987 le permitieron adquirir un protagonismo en su partido a nivel provincial, tanto que incluso llegó a ser parlamentario andaluz en la primera legislatura autonómica (1982-1986). Pero nada de eso evitó que, a la vista de la campaña de acoso contra Alfonso Guerra, su partido terminara por hacerle la vida imposible, expulsándolo como militante. Harto de presiones, Serafín Núñez formalizaba en 1990 su primera dimisión como alcalde.

Pero tras cuatro años en el destierro, el carismático político barbateño optaría por regresar a la política como cabeza de lista del partido Independientes Barbateños (IBA). Y en las municipales de 1995 demostraría su indudable tirón popular al convertirse en el triunfador de esos comicios, por delante del PSOE.

Pero su segunda etapa en la Alcaldía terminaría siendo muy corta. La querella contra él presentada por Jesús López concluiría con sendas sentencias condenatorias emitidas primero por la Audiencia Provincial y luego por el Tribunal Supremo y que coincidían en afirmar que el proyecto Puerto de la Plata no había visto la luz simplemente por la enemistad manifiesta del entonces alcalde con el promotor. Serafín Núñez era condenado a seis años de inhabilitación por un delito de prevaricación y, aunque inicialmente sopesó la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional, finalmente terminaría dimitiendo a finales de 1998.

Al adoptar esta decisión, Núñez argumentó motivos de salud que venían justificados por un infarto que había sufrido ese mismo año. Y aunque se recuperó del mismo, posteriormente tuvo que hacer frente a otras dolencias, sobre todo de carácter renal.

Su última aparición pública se produjo en la campaña de las municipales de 2011. Entonces Serafín Núñez pidió a todos los candidatos, y en especial al actual alcalde Rafael Quirós, que no dudaran si tenían que enfrentarse a las direcciones de su partido "porque las administraciones nacional, regional y provincial jamás han apostado por Barbate", se lamentaba continuamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios