Provincia de Cádiz

Medio Ambiente solventará las inundaciones en la zona del Prado

  • Se descarta la idea del encauzamiento y se opta por un paseo fluvial elevado para salvaguardar la barriada según recoge el proyecto presentado ayer al alcalde

La Consejería de Medio Ambiente, a través de su delegada provincial, Sílvia López, ha informado de la introducción de cambios en el proyecto original que se pretende desarrollar el próximo año en la barriada alcalaína de El Prado "para evitar las inundaciones" y con el objetivo de "salvaguardar el puente romano y los valores ambientales de la zona", según se apuntó ayer al alcalde en funciones, Arsenio Cordero, y al concejal socialista, Javier Pizarro.

Según recordó López, "el antiguo proyecto encauzaba el río, unos trabajos que podrían afectar a los restos de puente situado unos cuarenta metros aguas arriba, que deben conservarse por indicación de la Delegación Provincial de Cultura". Otro de los aspectos problemáticos del proyecto realizado por Confederación Hidrográfica del Guadalquivir es que "suponía la destrucción de una parte de la vegetación y fauna de ribera y afectaba a un espacio de la Red Ecológica Europea Natura 2000, por lo que la Consejería de Medio Ambiente se propuso reducir el impacto de la obra".

López apuntó que "la Junta de Andalucía ha descartado la ejecución del encauzamiento y se ha decantado por un sistema de protección lateral formado en su gran parte por motas de tierra". La solución, actualmente en fase de tramitación administrativa, consiste en la construcción de un paseo fluvial elevado en la margen izquierda del río Barbate que evitaría las inundaciones en la barriada El Prado.

Esta elevación se pretende situar frente a las viviendas que se ven afectadas por las crecidas y tendrá una longitud de 224,55 metros y un ancho en coronación de tres metros, una anchura que permite su uso como paseo. El acabado de la mota permitirá el crecimiento de vegetación por las dos caras, y en la inundable una geomalla impedirá la erosión y el arrastre producido por el agua.

La mota remata contra el terreno natural aguas arriba y contra un muro de hormigón de nueva construcción aguas abajo. Ese muro, de 40 metros, impedirá que se inunde la plaza aledaña a la instalación deportiva.

La construcción de la defensa lateral pretende impedir que el agua del río Barbate vaya a parar a las casas en momentos de crecida, pero también que el agua de la lluvia pueda descender hasta el cauce, algo que se pretende contrarrestar para que las precipitaciones fuertes no generen inundaciones. Por este motivo, el proyecto incluye un sistema de cunetas interior para evacuar las aguas.

La delegada destacó el trabajo realizado para compaginar la protección ambiental y del patrimonio cultural sin renunciar al objetivo de evitar las inundaciones en la barriada alcalaína, una labor "compleja" pero que, finalmente, "ha dado sus frutos con este nuevo proyecto que ahora se está tramitando" y que tiene un presupuesto estimado de más de 2,5 millones de euros. Igualmente, explicó que el Ayuntamiento conoce ya la solución definida y que, tras la reunión comprobaron su viabilidad sobre el terreno con técnicos de la Consejería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios