Provincia de Cádiz

Marruecos cierra los accesos fronterizos e interrumpe el éxodo migratorio

Militares conversan con un migrante llegado a España

Militares conversan con un migrante llegado a España / Efe

La policía marroquí selló este miércoles el paso fronterizo de Tarajal e interrumpió el éxodo migratorio que en los pasados dos días permitió la entrada en la ciudad española de Ceuta de 8.000 migrantes indocumentados, según ha podido comprobar Efe en la frontera y mientras el gobierno guarda silencio.

Los centenares de personas que durante todo este martes estuvieron concentrados frente al Tarajal, aprovechando cualquier distracción policial o cualquier oportunidad para pasar la frontera, están emprendiendo el camino inverso, hacia el sur, tras haberse convencido de que los accesos están cerrados.

El paso fronterizo del Tarajal El paso fronterizo del Tarajal

El paso fronterizo del Tarajal / Departamento de Infografía

La avanlancha incesante de migrantes que viene soportando desde el lunes la frontera de la ciudad autónoma de Ceuta con Marruecos, obligó el martes a desplegar en la zona varias unidades del Ejército de Tierra. Los militares, junto con un aumento de la presencia de cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado vinieron a reforzar las posiciones ordinarias de Guardia Civil y Policía Nacional en la zona.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pudo comprobar este martes en persona la situación de la crisis con Marruecos. Sánchez anunció antes de desplazarse a Ceuta la "determinación" del Gobierno desde "el primer minuto" para solucionar esta crisis.

En una declaración institucional, ha garantizado que el Ejecutivo trabaja para restablecer el orden y la seguridad en las ciudades autónomas con la "máxima celeridad", y que defenderá con "firmeza" la "integridad de España". Además, ha exigido a Marruecos "cooperación" y "respeto a las fronteras mutuas" para poder resolver esta crisis.

Los vecinos reciben a gritos al presidente del Gobierno.

Su llegada a la ciudad autónoma, no obstante, estuvo rodeada de tensión ya que el presidente fue recibido por insultos e incluso algún intento de abalanzarse sobre el coche oficial de algunas personas que lo esperaban.

Marruecos, por su parte, ya aseguró que España "sabía que el precio por subestimar a Marruecos es muy alto", en referencia a que el país no haya cumplido con "la buena vecindad" al "acoger" al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali. en Esta línea se manifestaron el martes tanto el ministro de Estado de Derechos Humanos y Relaciones con el Parlamento, Mustafá Ramid, como la embajadora en España, Karima Benyaich.

La situación está generando una sensación de inseguridad entre los habitantes de Ceuta, razón por la cual muchos alumnos no han acudido a clase y comercios, sobre todo del centro de la ciudad, han optado por permanecer con sus persianas bajadas.

Fuentes empresariales han informado a Efe de que más de una veintena de establecimientos han decidido por no abrir sus puertas en esta jornada, en la que muchos de los menores migrantes han estado deambulando por sus calles.

La crisis está dejando historias de solidaridad en una población acostumbrada a vivir con el fenómeno migratorio, como la protagonizada un voluntario de la Cruz Roja al salvar la vida a una bebé, de tan solo tres semanas, que, en brazos de su madre, se encontraba atrapada en el tumulto de personas que estaban junto al vallado del espigón fronterizo a la espera de entrar en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios