Provincia de Cádiz

El Marquesado da su último adiós al menor de 16 años atropellado

  • El adolescente que resultó muerto tras ser arrollado por un conductor ebrio fue enterrado ayer en Chiclana en medio del dolor de sus familiares y vecinos

El dolor pudo con la rabia durante el sepelio que tuvo lugar ayer en Chiclana por la muerte del joven de 16 años, David Moraleda, quien fue atropellado en la noche del lunes por un conductor ebrio en la carretera de El Marquesado cuando circulaba con su bicicleta. El hondo pesar por tan trágica pérdida predominó en todo momento ante las desgraciadas circunstancias en las que falleció el menor.

Sobre las once de la mañana se celebró una misa de difuntos en la capilla del cementerio Mancomunado de Chiclana a la que acudieron familiares, vecinos y amistades de la joven víctima del fatal siniestro que ha conmocionado a la población chiclanera. Posteriormente, el coche fúnebre trasladó el cuerpo sin vida de David hasta el camposanto de San Juan Bautista, en Chiclana.

Allí aguardaban numerosas personas que acompañaron a la familia hasta el nicho donde fue introducido el ataúd. El silencio durante el sepelio sólo se vio interrumpido por los llantos de los familiares y conocidos del joven, mientras que los ramos de flores con dedicatorias de condolencia cubrían la sepultura.

David Moraleda falleció la noche del pasado lunes, en torno a las 21:50 horas en el kilómetro 5.700 de la carretera de El Marquesado, que conecta Chiclana con Puerto Real, cuando el conductor de un vehículo arrolló al joven que iba en bicicleta y seguidamente se dio a la fuga.

El menor iba a una venta cercana a realizar una compra y ante la tardanza en volver, el padre y un vecino fueron a su búsqueda hallando el cuerpo del chaval a un lado de la cuneta.

Una hora después del atropello, el conductor, José Ignacio M.C. de 25 años, acudió con sus padres hasta el cuartel de la Benemérita en Chiclana para informar de los hechos, dándose aviso a los agentes de Atestados, que acudieron al lugar donde comprobaron que el adolescente había fallecido. En la zona del siniestro también se produjeron escenas de dolor una vez que se conoció el alcance del suceso. El titular del Juzgado número uno de Puerto Real decretó el ingreso en prisión del conductor tras causar presuntamente la muerte del adolescente de 16 años.

Al presunto autor de los hechos se le realizaron dos pruebas de alcoholemia, arrojando la primera de ellas un resultado positivo de 0,78 y la segunda, que se le efectuó una hora más tarde, también dio un positivo de 0,77, estando la máxima permitida en 0,25.

Además, se le realizó un test de consumo de estupefacientes, dando positivo igualmente en THC (cannabis). También le constan antecedentes por delitos contra la seguridad del tráfico y varias infracciones por consumo de drogas.

Así, tras pasar a disposición judicial, el titular del Juzgado decidió su ingreso en prisión acusado de tres supuestos delitos: homicidio por imprudencia, omisión del deber de socorro y contra la seguridad del tráfico. El conductor permanece aún en prisión preventiva en el centro penitenciario Puerto 2 a la espera del juicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios