defensa

Margarita Robles critica que el ex presidente de Navantia trabaje ahora para Arabia

  • La empresa estatal saudí SAMI ha contratado como directivo a Esteban García Vilasánchez

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha admitido que no le gusta el fichaje del expresidente de Navantia Esteban García Vilasánchez por la empresa pública Saudi Arabia Militar Industries (SAMI).

Durante el poco más de un año que García Vilasánchez estuvo al frente de la empresa pública, fue el encargado de cerrar el contrato de construcción de las polémicas cinco corbetas para Arabia Saudí que se fabrican en San Fernando con la compañía a la que ahora se va a incorporar.

"No se trata de dar lecciones de ética a nadie, pero quizá no es lo más oportuno. A nivel personal, no me gusta. Las apariencias también son muy importantes", ha manifestado Robles en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press.

A pesar de que ha señalado que prefiere "no opinar" sobre este tipo de comportamientos, la ministra no ha eludido su malestar con esta decisión del expresidente de Navantia, del que ha dicho que no tiene además constancia de que consultara su decisión con el Ministerio de Defensa.

Eso sí, Robles ha querido elogiar el trabajo de Navantia y ha recordado que actualmente también está inmersa en otros proyectos además de las corbetas, como los submarinos de la serie 80 y las fragatas F-110, ambos para la Armada española.

Creada hace apenas un par de años, Saudi Arabian Militar Industries (SAMI) surge con el objetivo de conseguir que la industria armamentística de fabricación saudí se coloque entre las 25 primeras del mundo para el año 2030, y conseguir así que el país -en la actualidad, el mayor importador armamentístico del mundo- sea autosuficiente a nivel militar dentro de diez años. Esteban García Vilasánchez forma parte de los altos directivos de perfil internacional fichados por la compañía.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios