Provincia de Cádiz

Luchando contra los elementos

  • Concluye un año complicado para el bipartito, sin presupuestos y con el retraso de los proyectos anunciados

  • Los principales contratos municipales sí han podido salir adelante

El comienzo de las obras del centro de salud de la Zona Norte ha sido una de las escasas buenas noticias de este 2017.

El comienzo de las obras del centro de salud de la Zona Norte ha sido una de las escasas buenas noticias de este 2017. / andrés mora

El año 2017 que está a punto de concluir no ha sido precisamente un camino de rosas para el gobierno municipal, formado por PSOE e Izquierda Unida. En este primer año íntegramente en solitario en el gobierno (Levantemos salió del mismo en junio de 2016) cualquier gestión ha costado sudores, debido a la flagrante minoría del bipartito y con constantes zancadillas por parte de la oposición municipal.

Si hubiera que resumir este panorama en una sola idea, se puede decir que la falta de presupuestos ha terminado por marcar la precariedad de la gestión. Aún así se ha podido sacar adelante los dos contratos municipales más importantes, el de la limpieza y el de los autobuses, no sin cierta agonía por parte del gobierno municipal, que vio cómo se echaban para atrás sus pliegos iniciales una y otra vez, hasta que finalmente, gracias al apoyo de Levantemos en el primer caso, y reduciendo la duración del contrato para no tener que pasar por pleno en el segundo, pudieron salir adelante.

El ambiente preelectoral estará ya muy presente durante todo el 2018

Es cierto que la oposición municipal, encabezada por el Partido Popular, torpedea de forma constante la gestión municipal, salvo en casos excepcionales como el apoyo al Plan Especial para el Club Mediterráneo, en el último pleno municipal. Dicen que no reconocen la legitimidad de este gobierno en minoría y que quieren acceder ellos a la Alcaldía, pero con la boca pequeña porque saben que tampoco lo podrían hacer mucho mejor en las actuales circunstancias, con un Ayuntamiento prácticamente intervenido por el Ministerio de Hacienda y sin una mayoría suficiente.

El balón de oxígeno que podía haber sido la concesión de fondos de la estrategia Edusi de momento no se ha visto y las obras del parking de Pozos Dulces, aunque ya en marcha, no serán una realidad con la remodelación y reurbanización de la superficie hacia la zona de la estación hasta el verano del año que viene, y eso si con suerte no se retrasan las obras.

Impulsa tampoco atraviesa por buenos momentos, inmersa en un preconcurso de acreedores.

Quizás los logros más destacables de este año que ahora termina han sido el inicio de las obras del Centro de Salud de La Florida y las obras de la estación del catamarán en La Pescadería. También la reforma del cruce del cementerio, aunque esta actuación se ha visto deslucida por no haberse podido derribar aún los bloques de la barriada de José Antonio. Con respecto a la estación de autobuses, también se han retrasado las obras, ya que deberían haber estado ejecutadas este año y ni siquiera han empezado.

Por lo demás los problemas sociales siguen dando la cara y el área de Bienestar Social ha sido muy cuestionada por su gestión de las ayudas.

Un aspecto positivo de este último ejercicio podría ser el ocio y el turismo, ya que la ocupación no ha sido mala en las épocas clave, aunque aún falta mucho por hacer para lograr el ansiado objetivo de la desestacionalización.

Una de las claves para el año que viene será el ambiente preelectoral, con un ramillete de partidos de nuevo cuño que anuncian que se presentarán a las elecciones. También es una incógnita saber qué ocurrirá con Levantemos El Puerto y Podemos y también con Izquierda Unida, ya que no está claro, a día de hoy, si la plataforma de electores concurrirá de nuevo como tal o si IU se presentará a las urnas de la mano de Podemos.

Ya en este final de año se han visto algunos movimientos electoralistas como la amenaza de la ruptura del pacto de gobierno, mientras que por otro lado ha habido también algún intento, hasta ahora infructuoso, encaminado a la reedición del tripartito, aunque sea para alcanzar acuerdos puntuales que permitan salvar este mandato municipal.

El equipo de gobierno sabe que otro año en minoría puede ser fatal para sus intereses, pero hoy por hoy no se ve cerca un nuevo acuerdo con Levantemos . Habrá que esperar para despejar todas las incógnitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios