Provincia de Cádiz

El 'Juan Carlos I' marca el inicio de un año prometedor en Navantia

  • El portaaviones entró ayer en el dique 4 del astillero de Cádiz, donde permanecerá 45 días para someterse a su primera varada reglamentaria

La entrada a primera hora de la mañana de ayer en el astillero de la capital gaditana del portaaviones Juan Carlos I abre el camino a un año que promete cambiar la tendencia de, al menos, los últimos 30 meses en los diques de Navantia en la Bahía de Cádiz.

Así, el buque anfibio portaaeronaves, el mayor barco de guerra construido en España, llegaba entraba en el dique 4 de Navantia-Cádiz, donde permanecerá unos 45 días para ser sometido a una revisión total. Según explicó ayer a este periódico el presidente del comité de empresa del astillero, Juan Bedeli, esta revisión dará trabajo durante este mes y medio a entre 150 y 200 trabajadores, la mayor parte de la industria auxiliar.

Además, equipos de la Armada y parte de la dotación del buque permanecerán también en el astillero mientras se realiza esta primera revisión al portaaviones, la primera varada obligatoria desde su construcción. Entre otros trabajos, el barco será sometido a la revisión de las hélices-timón, capaces de girar 180 grados; al cambio de aquellos equipos que hayan quedado obsoletos, y a los habituales trabajos de chorro y pintura.

El buque Juan Carlos I, de 231 metros de eslora y construido en Ferrol, tiene su estacionamiento en la Base Naval de Rota, donde está integrado en el Grupo-2 de la Fuerza de Acción Naval de la Flota. Fue botado en el año 2008 y dado de alta en la Lista Oficial de Buques de la Armada el día 30 de septiembre de 2010, con la numeral de costado L-61, en una ceremonia presidida por el rey Juan Carlos.

Sobre la situación del astillero gaditano, Bedeli señaló que, además del portaeronaves, Cádiz tiene ahora en reparación a otros dos buques (en los diques 1 y 2). En los próximos meses, el dique 4 tendrá faena continuada ya que, tras la marcha del Juan Carlos I se solaparán dos cruceros, el Explorer of the Seas y después el Allure of the Seas., ambos de la compañía Royal Caribbean.

"En este dique tendremos trabajo aproximadamente hasta mayo, pero para los diques 1 y 2 tenemos que buscar faena desde ya", dijo Bedeli, quien detalló que para la entrada del primero de los dos cruceros mencionados, "estamos trabajando desde diciembre, preparando plataformas de aluminio".

En cuanto a la situación de los otros dos astilleros gaditanos, Puerto Real ha realizado ya el corte de chapa de su proyecto estrella, la construcción de la subestación eléctrica para el campo eólico marino de Iberdrola. Sin embargo, no será hasta finales de febrero o comienzos de marzo cuando se empiece a trabajar con la plantilla y operarios de industria auxiliar.

Mientras tanto, aunque oficialmente no hay novedades ni por parte de Navantia, ni de la SEPI ni de la propia Gas Natural, en el interior del astillero se espera que el anuncio oficial para empezar a construir el quinto gasero que necesita la compañía gasista pueda llegar entre los meses de marzo y abril. Eso sí, en el dique puertorrealeño han podido entrar alrededor de 150 empleados de contratas para trabajar en el barco que tuvo que ser desviado desde el astillero de la capital gaditana como consecuencia de la llegada del portaaviones.

Igualmente, en San Fernando, donde también se formalizó el corte de chapa del nuevo Buque de Acción Marítima (BAM) para la Armada Española, no será hasta el mes de junio cuando se necesite refuerzo de la industria auxiliar.

Pese a ello, los sindicatos estiman que, a día de hoy, puede haber ya en los astilleros de la Bahía en torno a los 600 empleados de industria auxiliar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios