Provincia de Cádiz

La Isla y Guanajuato, hermanas por una historia común de lucha por la libertad

  • Los alcaldes se intercambian regalos institucionales durante la ceremonia de hermanamiento · La delegación de la ciudad mexicana conoce los edificios más significativos del periodo de Las Cortes.

San Fernando y Guanajuato se hermanaron ayer en una ceremonia en la que se intercambiaron presentes y se explicaron las razones de esta decisión. "Siempre fuimos hermanos", destacó el alcalde isleño, Manuel de Bernardo, que esgrimió los hechos históricos que ambos territorios vivieron con una fecha común, el 24 de Septiembre de 1810. El alcalde de la ciudad mexicana, Nicéforo Guerrero, aplaudió que "aquí, Las Cortes dan sentido trascendente a América". En La Isla, reconoció, se generó un movimiento hacia la América donde existían reinos que requerían libertad.

En su discurso el alcalde isleño recordó los actos que vive la ciudad cada 24 de Septiembre y lo que se recuerda: "El comienzo de un proceso que trajo aires de libertad". Y rememoró el último para resaltar el trabajo que los diputados de Las Cortes hicieron desde aquel día de 1810: una espectacular labor legislativa, que mostró un marcado carácter americanista, aprobando principios como la igualdad de los españoles de la Península o de América -firmado el 15 de octubre de 1810, señaló el delegado de la Presidencia, Francisco Romero, que leyó el acta de hermanamiento-. Los diputados hicieron decretos y medidas de alcance universal. De hecho, sentaron las bases del proceso emancipador hispanoamericano. "Y precisamente, doscientos años después, encontramos en esa fecha el origen de este hermanamiento", pronunció. Porque es significativo que en esa fecha, en la otra orilla del Atlántico, el cura Hidalgo pronunciara el grito de libertad de ese pueblo. "Porque siempre fuimos hermanos", dijo.

"La fraternidad y convivencia que hoy iniciamos de manera formal tiene como hermosos símbolos la Llave de la Ciudad, realizada por el joyero isleño Juan Carlos Lago, y el grabado conmemorativo de nuestro hermanamiento, obra del pintor y grabador José Usero", desveló. El grabado está timbrado con los escudos de San Fernando y Guanajuato y está ilustrado con cinco espacios constitucionales de La Isla y otros cincos vinculados a la efemérides de Guanajuato. "Porque si somos hermanos nuestra arquitectura nos demuestra que también lo es". Ejemplo es el Teatro Juárez que aparece junto a la antigua Casa de Comedias, hoy Real Teatro. O el Monte Pípila, que es símbolo del heroísmo y la resistencia mexicana, al lado del puente Zuazo, "bastión en la cruzada del Diez peninsular".

Son espacios que la delegación de Guanajuato visitó ayer por la mañana: la Iglesia Mayor, la Compañía de María o la Iglesia del Carmen completaron el recorrido. Antes conocieron los rincones del Teatro, que se preparaba para la ceremonia de la tarde. La jornada incluía una reunión en la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía con el Consorcio del Bicentenario y un posterior almuerzo.

Nicéforo Guerrero se dirigió a los presentes para recordarles que la historia determinó "este hermanamiento entre ambas ciudades". Una hermandad, describió, son células vivas, una actitud que se entrelaza y forma un solo tronco. Hizo un recorrido por la historia de México, rememorando la lucha del pueblo, el nacimiento de México, la reunión de un grupo de rebeldes en la hoy Morelia en 1808, que ya pensaban en libertades, en la primera Constitución propia. "No es casualidad que la principal plaza de la Ciudad de México se llame Plaza de la Constitución", comentó, donde se juró en 1813 el texto.

El primer teniente de alcalde, Manuel Prado, transmitió las felicitaciones del alcalde de la ciudad francesa hermana de Montigny le Bretonneux, Michel Laugier, que invitó a su homónimo mexicano a visitar su municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios