Vejer

Iniciado el expediente para beatificar al Padre Jandilla

  • El obispo preside la constitución del tribunal que oirá los testimonios de más de 60 personas

El obispo de la Diócesis de Cádiz, Rafael Zornoza, durante su juramento como miembro del Tribunal Eclesiástico. El obispo de la Diócesis de Cádiz, Rafael Zornoza, durante su juramento como miembro del Tribunal Eclesiástico.

El obispo de la Diócesis de Cádiz, Rafael Zornoza, durante su juramento como miembro del Tribunal Eclesiástico. / Manuel Aragón Pina (Vejer)

La parroquia del Divino Salvador de Vejer acogió ayer un acto histórico, la apertura del expediente de beatificación y canonización del Reverendo Padre, Francisco González Metola, conocido en la comarca como El Padre Jandilla. Un acto que fue presidido por el obispo diocesano, Monseñor, Rafael Zornoza.

Durante este encuentro el prelado se constituyó como juez de la causa y, junto con otros cuatro miembros procedió al nombramiento del Tribunal Eclesiástico, los cuales, incluyendo al obispo juraron atender esta misión y guardar secreto de sus actuaciones. Una vez firmadas y selladas las actas, se dio por comenzada la causa de beatificación y canonización de este sacerdote comprometido con el Evangelio y con las gentes sencillas de la comarca de la Janda, donde desarrolló gran parte de su labor pastoral.

El postulador de esta causa, entregó al Tribunal un listado con los nombres de 60 personas, entre las que están un obispo, sacerdotes, religiosos y seglares que han conocido en vida la obra dejada por Francisco González Metola, nacido en Santo Domingo de la Calzada el 5 de mayo de 1905.

En 1938 le ofrecieron venir a la Diócesis de Cádiz, a la finca Jandilla, únicamente como capellán y para hacerse cargo de su escuela en periodo de prueba. Tras aceptar de inmediato el puesto se desplazó a la Diócesis donde se estableció para servir a los habitantes de los campos de la Janda siendo el único cura en esta zona rural.

Falleció el 24 de febrero 1967. La capilla ardiente se instaló en el Seminario y ante ella pasaron el obispo, cabildo catedralicio, sacerdotes, seminaristas, autoridades y muchos fieles.

Antes de que este largo proceso llegue a Roma, se debe pasar por un procedimiento canónico donde se recogerán las pruebas documentales y testificales de los más de 60 testigos, muchos de ellos con más de 90 años. También se creará una comisión histórica que analizará los escritos y documentos no publicados sobre la vida y obra del Padre Jandilla. Cerrándose con la fase de instrucción y levantamiento de las actas que deben ser publicadas en el Boletín Oficial de la Diócesis, que dará paso a una sesión de clausura que también será abierta al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios