Sucesos

La Guardia Civil desarticula un entramado que ofrecía documentación fraudulenta para ser guarda rural

  • La ausencia de formación en el manejo y uso de armas supone un grave riesgo tanto para la seguridad pública como para los propios estafados

  • Hay más de cien afectados en toda España que ejercen sin la formación necesaria 

La Guardia Civil de Cádiz ha detenido en Madrid a los responsables de una organización dedicada a falsedad documental y estafa en el marco de la operación Liebre, por expedir certificados falsos requeridos para la presentación de la documentación necesaria en la obtención de la habilitación como guarda de rural y sus especialidades.

Este centro ofertaba cursos online, obviando la normativa vigente que establece que un 50% del mismo debe ser presencial incluyendo prácticas de tiro real, fundamentales para su posterior habilitación, de modo que centenares de personas han sido estafados en todo el territorio nacional.

Las gestiones comenzaron el pasado mes de marzo cuando se detectó en la documentación aportada por aspirantes a guardas de campo un gran número de diplomas expedidos en Madrid y entregados en Cádiz de personas con poca solvencia económica, que supuestamente se trasladaban hasta la capital para realizan las horas presenciales requeridas en la normativa.

Ante las sospechas, fueron los propios agentes quienes, haciéndose pasar por personas interesadas en lograr el diploma del curso requerido para poder ser guarda de campo, son informados por el personal de la Academia investigada en que no es preciso realizar la práctica de tiro ni tan siquiera una sola clase presencial, bastando con realizar un curso online y el pago de la matrícula que eran por precios inferiores a los habituales.

A partir de ahí, la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Cádiz en colaboración con el Servicio de Protección y Seguridad de la Jefatura de Armas y Explosivos (SEPROSE), constató un elevado número de alumnos titulados por dicho centro sin que supuestamente hayan podido realizar ni prácticas de tiro, ni tan siquiera clases presenciales para poder ejercer unos cometidos tan sensibles y delicados como son los de guarda de campo.

Durante los últimos meses se llevó a cabo un ingente trabajo para tomar declaración voluntaria a cientos de personas afectadas quienes habrían constatado que gran parte de ellos no se trasladaron a Madrid a realizar las horas presenciales ni tampoco a realizar las prácticas de tiro.

Por tal motivo y ante las supuestas irregularidades, la Guardia Civil estableció un amplio dispositivo en la sede de este centro de formación en Madrid para los oportunos registros del centro, dando como resultado la detención de sus cuatro directivos, además de un investigado.

De los más de cien afectados en todo el territorio nacional en el último año, muchos de ellos se encuentran ya habilitados y prestando servicio como guardas rurales, que sin la formación necesaria para uso y manejo de armas podría suponer un grave peligro para la seguridad pública.

Esta organización competía de manera desleal ofreciendo mejores precios así como mayor flexibilidad que aquellas otras que por contar con las preceptivas clases presenciales y las prácticas de tiro obligatorias resultaban ser más caras.

El Seprose de la Guardia Civil, dispondrá los procedimientos adecuados para revisar cada uno de los posibles fraudes y ofrecer a los estafados una solución a fin de que puedan realizar sus cometidos con todas las garantías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios