Provincia de Cádiz

La Epsuvi se ajustará a lo firmado en el convenio

  • El alcalde cierra el diálogo con el presidente del Puerto Real para tratar la construcción del nuevo campo de fútbol

El alcalde puertorrealeño, José Antonio Barroso, compareció ayer en rueda de prensa para aclarar las cuestiones relacionadas con el convenio suscrito entre la Empresa Pública de Suelo y Vivienda, Epsuvi, y el Puerto Real CF para la construcción del nuevo campo de fútbol en el polígono de Entrevías, del que significó que en ningún momento ha sido incumplido por el organismo municipal. En primer lugar, el primer edil lamentó lo sucedido tras el pleno del jueves donde sufrió un conato de agresión, ante lo cuál y por todo lo vivido, dijo cerrar cualquier tipo de diálogo con el presidente verdiblanco, Antonio Bohórquez.

Posteriormente, Barroso hizo un recorrido por todo el proceso seguido en este proyecto, destacando "el esfuerzo de naturaleza técnica y administrativa" que se ha hecho desde el Ayuntamiento para incrementar la edificabilidad hasta los 31.000 metros cuadrados del actual Sancho Dávila, de manera que se obtuvieran las plusvalías suficientes para acometer la nueva obra. Asimismo, el alcalde defendió en todo momento la vigencia del convenio suscrito por ambas parte, en un acuerdo, que según explicó, "no se ha incumplido en ningún momento por parte de la empresa pública". En este sentido, afirmó que hasta el momento el Puerto Real ha recibido 1.344. 250 euros, cantidad que desglosó en varias partidas por concepto.

De esa cantidad, hizo hincapié en los 357.000 euros que precisó le fueron abonados al club el pasado noviembre, como anticipo a conceptos relacionados directamente con la construcción del campo como los honorarios del arquitecto, a la retirada del proyecto del Colegio de Arquitectos, y los trabajos de movimiento de tierra, algo de la que apostilló tener constancia de que no se han producido. Algo que contrasta con lo que se ha defendido desde el club, desde donde se indica que dicha cifra se percibió "para el proyecto deportivo".

Por otro lado, el mandatario de la ciudad, hizo público los burofaxes recibidos por el abogado del club de la ciudad, que le reclamaba el pago de los diez millones que aún resta por desembolsar a juicio del conjunto de fútbol y las contestaciones realizadas desde el letrado de la Epsuvi. Sobre ello, Barroso expresó su perplejidad ante algunos requerimientos efectuados por el presidente exigiendo el cobro de diversas cantidades, como las destinadas a las empresas INGEDUR y ARCOTIERRA, presentando para este reclamo facturas proforma. También dejó claro que "si tras la ejecución del proyecto, sobrará alguna cantidad de dinero, que estaría generada por las plusvalías creadas, estas revertirían en la ciudad para hacer otras infraestructuras deportivas".

Por último, el presidente del ejecutivo local invitó a Antonio Bohórquez a que "si entiende que se ha incumplido el convenio acuda al juzgado, que será en el único lugar en el que nos veremos las caras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios