Provincia de Cádiz

Empleados municipales bloquean los accesos al Consistorio de Jerez

  • La protesta convocada ayer por CGT se prolongó durante toda la jornada laboral · Los sindicatos decidirán hoy acciones conjuntas en rechazo al ERE anunciado por el PP para 390 trabajadores

Trabajadores municipales, convocados por el sindicato CGT, bloquearon ayer todos los accesos al Ayuntamiento en protesta por los despidos anunciados por el PP, que afectarán a 390 empleados. La protesta (la misma que a mediados de marzo secundaron las plantillas de Limasa y Acasa) se prolongó ayer desde las ocho y media de la mañana y hasta las dos de la tarde, para evitar la entrada de los empleados que estaba prevista a las 9 de la mañana, al tener estos días una jornada laboral reducida por la Semana Santa. Ante la presencia de agentes de la Policía Local y también del Cuerpo Nacional de Policía, la jornada transcurrió sin incidentes reseñables. De hecho, muchos de empleados que no pudieron acceder al Ayuntamiento (tan sólo algunos más madrugadores lo consiguieron) se desplazaron a los bares aledaños a la espera de que terminase el bloqueo, algo que no ocurrió. Aun así, un trabajador que intentó acceder al Consistorio fue abucheado, por lo que finalmente desistió de su intención y educadamente respondió a los manifestantes: "¡Eh! Que yo tampoco cobro", en alusión a los retrasos en el pago de las nóminas que están sufriendo tanto la plantilla del Ayuntamiento como las de las empresas municipales y fundaciones.

Pese a que el viernes, tras anunciarse el ERE, todos los sindicatos insistieron en la necesidad de aunar esfuerzos y trabajar desde la unidad, ayer CGT convocó en solitario esta acción que provocó malestar entre otros representantes sindicales. Las quejas se centraron en que hoy miércoles está convocada una junta de portavoces en las que todos los sindicatos con representación en el Ayuntamiento deben decidir medidas conjuntas. De este modo, el representante de CCOO en el Ayuntamiento, Juan Manuel Sánchez Padilla, reconoció ayer que se encontraba en la puerta del Ayuntamiento no como responsable sindical sino como empleado afectado por el bloqueo de los accesos. "El viernes hubo aquí una acción en la puerta, la plantilla exigió a los sindicatos unidad, cosa que estamos por la labor de fraguarla, lo dijimos todos los sindicatos pero nos encontramos con que hoy hay una acción convocada por CGT", lamentó Sánchez Padilla. Igualmente, añadió que "no entendemos que significa eso de unidad sindical cuando se plantean actos por separado, pero mañana hay una reunión de portavoces en la que intentaremos aclarar todo lo que hay que aclarar e intentaremos fraguar nuevamente esa unidad sindical que tan necesaria es".

Mientras tanto, el secretario comarcal de CGT, José García defendió ayer la acción de protesta de su sindicato aunque se mostró abierto a trabajar por la unidad con el resto de representantes de la plantilla. Así, ante el malestar mostrado por otros sindicatos dejó claro que "hay unas circunstancias de fricción y esto es como un matrimonio, no podemos pasar de tirarnos las cacerolas a los besos a todo tren". Aun así, "me doy por satisfecho si en el encuentro de este miércoles podemos llegar a mantener la unidad que esto merece". García hizo hincapié en que el PP ha traspasado con el ERE "una línea muy peligrosa" y criticó que la alcaldesa quiera empezar a negociar "ahora que ha tirado el dardo". Por ello, calificó la decisión municipal de "una declaración de guerra, pero  entendemos que aún tiene tiempo de rectificar". Así, mostró la disposición de CGT de luchar conjuntamente con otros sindicatos, al margen de que realicen más protestas en solitario, y dejó claro  que los responsables sindicales "necesitamos estar en los escenarios donde se ventilan los intereses de los trabajadores y  CGT es una sindicato más y no vamos a mirar para otro lado, pero de negociar un ERE ni hablar".

En la misma línea se pronunció ayer la presidenta del comité, Nieves Calvillo (CGT), quien en declaraciones a Europa Press aseguró que los empleados "están muy asustados y muy afectados", ya que "teníamos la esperanza de que la situación económica del Ayuntamiento se solucionara de otra manera". En este sentido, criticó que el coste de los despidos propuestos "no llega a 9 millones" mientras que el gasto en productividades, gratificaciones y "grandes" sueldos "supera los 7 millones de euros". Por ello, defendió "otras alternativas" al ERE y avisó que las movilizaciones que emprendan "van a ser fuertes".  Calvillo dejó claro también que "para poder pelear" estarán "en todos los frentes", es decir, "en la calle", en las negociaciones con el Ayuntamiento y en referencia también a las actuaciones de los gabinetes jurídicos.

Por su parte desde el sindicato CTP (Colectivo de Trabajadores Progresistas) emitieron ayer un comunicado criticando al PP porque "por mucho que se hayan empeñado en hacernos creer que tenían la solución al problema económico del Ayuntamiento y que de esta situación se saldría desde la gestión el consenso y la transparencia para no tener que decidir tomar medidas traumáticas ahora, tras diez meses de gobierno, nos encontramos con que la gestión de personal ha sido una chapuza". A juicio de CTP, la fecha del 30 de marzo de 2012 "será recordada como la del día en que se anunció el mayor ataque contra todos los derechos de los trabajadores del grupo municipal. El ataque es de tal magnitud que habrá un antes y un después de la Administración Pública Local en Jerez. Un después donde el Ayuntamiento quedará reducido drásticamente, podríamos hablar de en torno al 50%, con las lógicas consecuencias de eliminación de todo tipo de servicios al ciudadano y con la imposibilidad de trabajar en el Ayuntamiento ni los parados presentes, por muchas promesas que le hayan hecho, ni los futuros". Ante este "brutal ataque" que auguran que "no será el último", el sindicato subrayó que "los trabajadores con mayúscula y como personas dignas no estamos dispuestos a que nos arrebaten de un plumazo lo que tanto y a tantas personas ha costado conseguir; sólo hay una respuesta posible: oponernos con todas nuestras fuerzas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios