Provincia de Cádiz

Ecologistas otorgan 16 banderas negras a las playas gaditanas

  • Como novedad este año ostentan Bandera Negra la playa de Bonanza, en Sanlúcar, la de La Costilla, en Rota, y todo el litoral campogibraltareño

Ecologistas en Acción de Cádiz presenta su informe anual de 'Banderas Negras', otorgando un total de 16 a las playas de la provincia. Como novedad, este año ostentan Bandera Negra la playa de Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda; la de La Costilla, en Rota, y todo el litoral campogibraltareño comprendido entre las desembocaduras de los ríos Palmones y Guadarranque. 

Daniel López, de Ecologistas en Acción, explicó en rueda de prensa que este es el decimosegundo informe de 'Banderas Negras' que realiza la organización ecologista con los objetivos de informar a la ciudadanía de la situación medioambiental y ecológica de sus playas y ser una réplica a los galardones oficiales --entre los que citó el sello 'Q' de calidad o la 'Bandera Azul'-- que "carecen absolutamente de credibilidad".

Otro de los objetivos es emplazar a las administraciones a que "corrijan todos los desaguisados ambientales", que, según dijo, se traducen fundamentalmente en dos hechos "crónicos", que son la "ausencia de depuración y la enorme cantidad de vertido de aguas fecales que van a parar al litoral" y ese "cáncer" que  supone la "marea urbanística" con actuaciones legales o ilegales que "siguen afeando nuestros recursos naturales más preciados, que es el litoral". 

De la nueva 'Bandera Negra' (BN) en la zona de playa comprendida entre Bonanza y Bajo de Guía, en Sanlúcar, explicó que responde a los "vertidos continuos de aguas residuales a la playa" a través del arroyo del 'Salto del Grillo' y "filtraciones de la tubería principal del alcantarillado que recorre más de un kilómetro de playa enterrada en la arena". 

Otra de las novedades es la playa urbana de La Costilla, en Rota, por el vertido sin depurar durante los meses de verano de "más de la mitad del volumen de las aguas residuales del municipio". 

Las playas de Camarón, Cruz del Mar y Regla, en Chipiona, conservan su BN por "el vertido de todas las aguas residuales urbanas sin depurar", lo que se traduce en "unos 3,5 millones de metros cúbicos".

También conservan sus BN la playa de Fuentebravía de El Puerto de Santa María, así como las de El Ancla y La Inmaculada, aludiendo en este caso a la "urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares" que conllevan la "destrucción de hábitat de especies protegidas". 

Engrosan la lista la playa de La Casería, en San Fernando; la playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana; la playa y acantilado de Roche, en Conil; la playa de El Palmar, en Vejer; la playa de Caños de Meca, Tómbolo de Trafalgar y playa de El Carmen, en Barbate; la playa de Atlanterra y Los Lances, en Tarifa; así como Isla Verde, en Algeciras. 

La zona de litoral comprendida entre los ríos Palmones y Guadarranque y sus vegas bajas inundables obtienen una nueva BN este año por la "pérdida de arena debida a la erosión trópica, los vertidos de aguas residuales, los vertidos industriales y los procedentes del intenso tráfico de barcos y gasolineras flotantes". Igualmente, fue tenida en cuenta la "amenaza que supone el Plan de Ordenación del Territorio (POT) para las vegas inundables" de los ríos y por los rellenos ya realizados sobre las mismas. 

La última BN se otorga al bunkering en el Mar de Alborán, el Estrecho de Gibraltar y la Bahía de Algeciras, ya que produce "derrames continuos de hidrocarburos», y añadió que las aguas residuales urbanas de Gibraltar se vierten sin depurar".

Entre los incidentes destacados de este año citó el del buque 'MSC Shenzhen', que arrojó 300 toneladas de fuel pesado en el astillero de Crinavis el 29 de octubre y, entre otros, también aludió al caso del ro-ro 'Ropax-1', que perdió 40 toneladas de fuel tras chocar con una monoboya de Cepsa el 13 de diciembre. 

El informe incluye también 15 'Puntos Negros', que denuncian "impactos significativos, pero de menor gravedad" que las banderas negras. Según el colectivo ecologista, estos puntos negros se situarían en las playas de La Calzada y Las Piletas de Sanlúcar; en la de El Montijo, en Chipona; en la playa de La Ballena, entre Chipiona y Rota; así como en las de Corrales, el chorrillo y Aguadulce desde Punta Candor a Costa Ballena, en Rota

Ecologistas en Acción llama la atención también sobre la playa del Almirante, Las Murallas y La Calita, en El Puerto de Santa María; la playa del Aculadero; la playa de La Victoria, en Cádiz; las de La Fontanilla y Fuente del Gallo, en Conil; las de Paloma Baja y los Alemanes, en Tarifa; la zona portuaria de Algeciras y, finalmente, los aledaños de la monoboya de la refinería de Cepsa, también en Algeciras. 

Por otro lado, los ecologistas arremetieron contra el desarrollo urbanístico "brutal" que "machaca el litoral" gaditano y criticaron los Planes de Ordenación del Territorio (POT) de La Janda, la Costa Noroeste y del Campo de Gibraltar, que contemplan cuestiones como el proyecto hotelero de El Palmar. 

En otro orden de asuntos, enfatizaron la mala situación producida por los vertidos de aguas residuales urbanas, señalando que "aproximadamente la cuarta parte de la población litoral" vierte sus aguas residuales "sin depurar". En este sentido, detallaron que es cierto que las depuradoras de Algeciras y Chipiona están en construcción, pero les queda "un año al menos" antes de entrar en funcionamiento. 

Según indicaron, alrededor del 60 por ciento de la población del litoral gaditano cuenta con depuradora, aunque "funciona mal", dijo en alusión a los casos de Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María. Asimismo, apostilló que en la provincia gaditana "sólo depura legalmente bien menos del 20 por ciento de la población", correspondiéndose a los municipios de Chiclana, Conil y La Línea. 

Por último, mencionaron los vertidos industriales, aglutinados fundamentalmente en el Campo de Gibraltar. En este punto, aludieron a compañías como Acerinox, las centrales térmicas y a Cepsa, significando que sólo esta última "vierte unos cinco millones de mentros cúbicos de aguas residuales industriales al año insuficientemente depuradas".

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios