Provincia de Cádiz

Doscientos años de pueblo

  • El Bosque cumplió ayer su bicentenario como villa independiente, título concedido por su papel contra los franceses La localidad se hermana con otros cuatro municipios serranos

Caras más relajadas, pese a que el calendario estrenó ayer el inicio de todo: de la vuelta a la rutina, al trabajo, al cole, de los buenos propósitos, que se quedarán en eso, en buenas propuestas. Pero en El Bosque, las caras andaban ayer más relajadas que de costumbre, sabedoras del día trascendental que se trataba. 

 

El respetable celebraba 200 años del nacimiento de su municipio como villa independiente y eso eran palabras mayores. Día de protocolo, de efeméride y de visita de personalidades. Y día también, para mejorar la cuenta de algunos establecimientos que esperaban más clientes de lo habitual. "Todo lo que sea atraer a gente es bueno", decía Vicente, un trabajador del Bar España, en plena plaza del Ayuntamiento, donde se festejó el bicentenario del alumbramiento de El Bosque como villa con todas las de la ley. Y es que se cumplieron ayer exactamente 200 años de la confirmación del título de Villa por decreto real de Fernando VII, que se  otorgó precisamente el 1 de septiembre de 1815 y que significó que se independizaba de manera definitiva de las Cuatro Villas de la Sierra (Benaocaz, Ubrique, Villaluenga del Rosario y Grazalema), de la que hasta entonces dependía administrativamente. 

 

El precio de esa independencia no fue en balde. Los tatarabuelos de los habitantes que se pasean hoy por las calles de este pueblo, de 2.000 habitantes, se la jugaron, en 1810, contra las tropas napoleónicas en una insurrección que se considera la primera sublevación contra los franceses en Andalucía.

 

Aquí todo el pueblo conoce esta historia. Pero no ha sido así siempre. La  Asociación Histórico Cultural Villa de El Bosque se lo ha trabajado desde hace seis años, en colaboración con el Ayuntamiento, para montar durante el mes de noviembre una recreación al aire libre para recordar estos acontecimientos.

 

 Y la institución municipal y la entidad, que agrupa a 240 personas, quisieron en la tarde de ayer conmemorar con una serie de actos este reconocimiento, al que acudieron, entre otros, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, la presidenta de la Diputación, Irene García, y alcaldes de la zona.

 

"No todos los días se celebra el nacimiento de un municipio. Esto es un proyecto común de todo el pueblo", decía con emoción la recién estrenada nueva alcaldesa de El Bosque, la socialista Pilar García. Y todo el municipio ha querido que El Bosque refuerce lazos con aquellas cuatro villas, de las que dependió en su pasado. Por ello, hubo un emotivo acto de hermandad  que selló la alcaldesa bosqueña con los alcaldes de Ubrique, Isabel Gómez; Grazalema, Carlos García Ramírez; Benaocaz, Antonio Venegas, y Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso. "Queremos celebrar la independencia no dando la espalda a esos pueblos, sino construyendo lazos para seguir caminando", dijo la regidora.

 

El epicentro de la festividad fue la Plaza de la Constitución, donde habitantes de la villa se vistieron de época para rememorar las hazañas de los locales contra los franceses y viajar al pasado. El programa de actos arrancó sobre las siete de la tarde con un pasacalles de la Asociación Histórico Cultural Villa de El Bosque y una presentación histórica  teatralizada. A continuación se desarrolló el acto de hermanamiento con el resto de pueblos de la zona. Además se inauguró una  placa conmemorativa del bicentenario.

 

En este sentido, los representantes públicos que se dieron cita destacaron la oportunidad única que supone esta unión para El Bosque y el resto de municipios. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, consideró que esta localidad ha sido "capaz de transformarse, de aguantar la población en el territorio, pese a la dureza de lo que significó hace décadas la caída de la agricultura. Hoy es un pueblo que cuando todo el mundo esboza su nombre hay una sonrisa de empatía. 200 años es una oportunidad para tomar impulso para lo que tiene que venir, con la marca Sierra de Cádiz y con los sectores que se están revitalizando como la agricultura, la ganadería, el queso, la miel y las chacinas, que han conseguido que el sector turístico pise fuerte", sostuvo. 

 

Por su parte, la presidenta de la Diputación, Irene García,  apuntó que  " todo un pueblo se vuelca  para hacer de su historia un motor de futuro". Y añadió que "habrá una apuesta decidida por seguir mejorando la vida de los ciudadanos, utilizando el sector turístico para generar empleo".

 

Hay que recordar que los hechos que dieron lugar a esta concesión del título de Villa, son los que desde el año 2010 se vienen recreando en las calles del pueblo durante noviembre. Se trata de una recreación histórica que se ha convertido en un hito festivo en el calendario de eventos que se celebran en la localidad y que este año tendrá lugar durante los días 20, 21 y 22 del mencionado mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios