sanidad

Disminuye en Cádiz la mortalidad en infartos y patologías del sistema circulatorio

  • Los datos provisionales de enero a mayo de los últimos tres años muestran un descenso en las muertes relacionadas con la mayor parte de estas dolencias 

  • Los fallecimientos asociados al sistema respiratorio también marcan una tendencia a la baja 

Una operación en el Hospital Puertal del Mar de Cádiz. Una operación en el Hospital Puertal del Mar de Cádiz.

Una operación en el Hospital Puertal del Mar de Cádiz. / D.C.

El avance proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística referente a las causas de defunción durante la primera mitad de 2019 y 2020 (de enero a mayo) supone una actualización inusual en el sistema habitual del INE, proporcionando datos del propio año en curso. Ello se debe, por supuesto, al intento de arrojar luz sobre la influencia de la pandemia en la distintos aspectos.

Así, y como en el resto del país, el número de víctimas mortales de enero a mayo en 2020 en la provincia aumentó respecto a 2019: un total de 4692 defunciones frente a las 4342 del cómputo anterior. De todas ellas, 194 corresponderían a decesos por causa del Covid-19, contando tantos aquellos casos de positivos confirmados por test como aquellos que se relacionan con la enfermedad aun en ausencia de prueba diagnóstica. Aun teniendo en cuenta la incidencia del coronavirus, 2020 deja un aumento de 131 muertes más que el mismo periodo del año anterior.

Sorprende ver, sin embargo, que las cifras de mortalidad hace dos años, en 2018, fueron aún mayores, registrándose 4916 defunciones de enero a mayo.

Por causas generales de muerte, las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio son las que más bajas causan en la provincia, aunque en los dos últimos años el número de fallecimientos es menor que en 2018, cuando las víctimas mortales fueron 1523. En 2019, el número de decesos al respecto se redujo significativamente en la provincia (1284), para volver a subir de nuevo en la primera mitad de este año (1396).

Los infartos como causa de muerte marcan descenso desde hace dos años: pasando de 229 víctimas mortales en 2018 a 176 y 179 en 2019 y 2020. También han disminuido las muertes por dolencias cerebrovasculares, que si en la primera mitad de 2018 se llevaron la vida de 408 gaditanos, estos dos últimos años computan 339 y 343 víctimas. Asimismo, presentan mejores números las enfermedades isquémicas del corazón, que causaron la muerte de 250 personas en 2018 pero que han visto reducir su incidencia a 204 fallecimientos en 2019 y 214 en 2020.

Por otro lado, las enfermedades hipertensivas redujeron su mortalidad en un tercio en 2019: de 141 casos en 2018 se pasó a 97, para volver no obstante a una cifra similar en 2020 (148).

Las patologías relacionadas con insuficiencias cardíacas cerraron la primera mitad de este año con un aumento de víctimas mortales entre los gaditanos: si 2018 y 2019 reunían una cifra similar de fallecimientos (179,180), en 2020 las víctimas mortales son 209.

Sorprende ver que el número de muertes fue aún mayor de enero a mayo de 2018, con 4916 decesos

Respecto a la segunda gran causa general de muertes, las relacionadas con enfermedades tumorales, de enero a mayo de 2020 la mortalidad se redujo en la provincia. De 1137 y 1147 fallecidos en 2018 y 2019 respectivamente, el número de víctimas bajó en 2020 hasta 1074.

Por patologías específicas, este año disminuyó un tanto el cáncer de colon (que se saldó con 90 muertes frente a 109 y 102 en los años anteriores), así como el cáncer de mama, que contabilizó también una decena de fallecimientos menos (69 frente a los 81 y 82 de 2018 y 2019). Por otro lado, de enero a mayo de 2019 aumentaron considerablemente las muertes por cáncer de páncreas (72, mientras que tanto en 2018 como en 2019 se registraron 57 casos), y un tanto los fallecimientos asociados a tumores de tráquea, bronquios y pulmón: si los primeros meses de 2018 se cerraron con 195 víctimas, el año siguiente vio aumentar la incidencia hasta 228 muertes, bajando un poco de nuevo en este año (214).

El apartado relacionado con enfermedades de las vías respiratorias también presenta una tendencia a la baja en su registro de víctimas mortales. Si en 2018 estas patologías se cobraron 168 muertes, en 2019 registraron 149 fallecimientos y, curiosamente, aún menos en la primera mitad de este año:124. Las muertes por neumonía aumentaron considerablemente de enero a mayo del año pasado, con 119 casos frente a los 74 de 2018 o los 91 de 2020.

Otra patología de mortalidad considerable, como la diabetes, vio sin embargo descender su incidencia en 2019, con 101 fallecidos, pero este año volvió a registrar 133 víctimas mortales (135 en 2018).

Los cinco primeros meses de 2020 vieron un aumento de las muertes por los llamados trastornos mentales orgánicos, senil y preseniles: de los 147 y 149 casos en 2018 y 2019, el presente año registró 162 muertes. Los fallecimientos por Alzheimer, por su parte, tuvieron un descenso en 2019 (129 muertes) para volver a aumentar en 2020 (153).

Respecto a los fallecimientos registrados por suicidios y lesiones autoinfligidas, pasaron de 47 en los primeros meses de 2018, a 29 en 2019 y 40 en 2020.

El número de muertes por accidentes de tráfico de enero a mayo de 2020 se redujo a la mitad respecto a los producidos en 2019 (8 frente a 16), pero curiosamente no hay una gran diferencia respecto a 2018, cuando se registraron 10 fallecimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios