Sucesos

Una banda que robaba cobre dañó las señales luminosas ferroviarias entre Jerez y El Puerto

  • La Policía ha detenido a seis de sus miembros, que habían puesto en riesgo la seguridad de los usuarios de la nacional IV y de las vías férreas de la línea Sevilla-Cádiz

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han desarrollado de forma conjunta la 'Operación Cooper-Router' en la que han desarticulado una organización criminal dedicada al robo con fuerza de cableado eléctrico en instalaciones de servicio público y privado en la provincia de Cádiz.

Según explica la Policía Nacional, las acciones llevadas a cabo por los seis detenidos habían llegado a poner en riesgo la seguridad de los usuarios tanto de carreteras del Estado como de las vías férreas de la línea Sevilla-Cádiz así como daños en una importante industria privada.

La investigación se inició cuando las unidades de investigación de ambos cuerpos detectaron cómo un grupo organizado estaba llevando a cabo durante la noche robos de cableado eléctrico que afectaron a los sistemas de comunicaciones y operatividad de la vía de ferrocarril, así como de los paneles de señalización de la Dirección General de Tráfico en la nacional N-IV.

Los daños más graves fueron los ocasionados en dos veces en el cableado de los sistemas de señalización acústicos y luminosos, así como en las tomas de tierra de la línea férrea Sevilla-Cádiz de ADIF a su paso por las localidades de Jerez de Frontera y el Puerto de Santa María.

El fallo en la señalización se detectó de forma inmediata y la falta de las tomas de tierra en las vías fue revelada por la inspección diaria de los operarios de ADIF en el mismo trazado a la mañana siguiente a la comisión del robo.

Se estima que los seis detenidos robaron por este método 1.712 metros de cableado con un peso aproximado de 1.810, 92 kilos de cobre con un perjuicio económico causado de 101.291,17 euros.

El equipo conjunto de investigadores determinó que se trataba de un grupo de delincuentes compuesto por seis personas residentes en la zona que tenían sus roles y funciones perfectamente establecidas. Dos de ellos eran los que tenían mayores conocimientos en instalaciones eléctricas mientras que el resto estaba especializado en cortar los vallados metálicos de protección o en tratar de vender el cobre sustraído.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios