Provincia de Cádiz

Denuncias sobre empadronamientos falsos en el colegio de la Barrosa

  • Un grupo de padres afectados asegura que existen niños de tres años admitidos que no viven dentro del área de influencia del centro educativo

Un grupo de padres de alumnos denunció el sorteo que se efectuó a finales de abril en el centro juvenil La Box para la admisión de niños de tres años en el colegio de la Barrosa, ya que asegura que existen casos de niños que se han presentado a ese proceso con certificados de empadronamientos falsos.

"Muchos niños que efectivamente conviven con sus padres en la zona de influencia de la playa se quedan sin plazas debido a que otros muchos padres optan por presentar un certificado de empadronamiento en un lugar distinto en el que tienen su domicilio", señala una portavoz de esos progenitores afectados .

Critica que en el proceso de escolarización en el colegio de la Barrosa hubo un primer error que fue el de "incluir la urbanización de Los Gallos y parte de Carboneros en la zona de influencia ya que siempre estos han pertenecido al colegio Al Ándalus y este año este último centro no ha cubierto el total de solicitudes para niños de tres años, mientras que La Barrosa ha tenido un exceso considerable, aunque sin olvidar a los que han recurrido al engaño".

Ese grupo de padres perjudicados indica que presentó un escrito a la comisión de escolarización de dicho centro advirtiendo que parte de las más de 120 solicitudes presentadas por alumnos no cumplían el requisito del área de influencia del mencionado colegio "ya que sus domicilios de convivencia habitual se encontraban fuera de dicho área, afectando a los alumnos que realmente viven cerca del colegio La Barrosa", matizando que "el empadronamiento es tan fácil como presentar un recibo de luz, y existen muchos padres que se han empadronados en direcciones de familiares, incluso en apartamentos que se encuentran alquilados a terceros, o el caso de un empadronamiento cuya casa fue vendida y construida una nueva habitando otra familia".

Los padres afectados, antes del sorteo, afirman que pidieron a la comisión de escolarización que investigara "esos casos de fraude, y que haciendo uso de las facultades que la normativa reguladora les asigna procedieran a comparar los domicilios de empadronamiento con los domicilios consignados en las declaraciones de la Renta, a lo cual la comisión hizo caso omiso y se limitó a contestar que solo había algunos padres empadronados en el 2009".

También afirman que tras el sorteo averiguan que han conseguido plazas "muchos de los alumnos cuyos padres han presentado un certificado de empadronamiento que no corresponde con el lugar de convivencia de la familia, por lo que entienden que "la Consejería debe considerar nulo de pleno derecho el sorteo ya que han entrado personas que no cumplen los requisitos para obtener puntos por el área de influencia, y las enumeraciones han sido erróneas afectando a los demás alumnos solicitantes".

Los afectados puntualizan que todavía está pendiente el recurso de alzada ante la correspondiente Consejería de Educación, y los padres insisten en que no pararán "hasta que todos los niños admitidos efectivamente vivan en el área de influencia del colegio La Barrosa. No sólo vamos a pedir -añaden- que se investigue a los que tenían diez puntos sino también a aquellos que obtuvieron mas puntos por la Renta, pero consiguieron diez puntos en fraude de ley". En este sentido, manifiestan que "igual que para ellos será una decepción que se averigüe la verdad, para nosotros será si nuestros hijos no entran en el colegio por una mentira de algunos padres".

Cabe precisar que a partir de mañana se abre el plazo de un mes para presentar alegaciones en Educación y que desde el jueves se publican en los colegios las plazas vacantes en centros educativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios