Sanlúcar

Denuncian a una profesora de Sanlúcar por supuesto maltrato a un niño de 3 años

  • Los padres aseguran que le golpeó en la cabeza; Educación respalda a la docente

Los padres de un niño de tres años han denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y ante el Juzgado de Instrucción  Número dos de Sanlúcar a una profesora del colegio Guadalquivir de la localidad, a la que acusan de supuestos malos tratos físicos y tortura psicológica contra su hijo.

Según consta en la denuncia, los padres afirman que el 22 de septiembre la profesora  "golpeó con las manos y sin dejar marcas visibles reiteradas veces en la cabeza" al menor.  Agregan que "le hizo anidar sentimientos de culpa", haciendo "corear a sus compañeros de clase" que  era "malo". Asimismo, afirman que fue llevado "a rastras hacia un rincón del aula para que pensara lo malo que es". Los padres indican que desde el día siguiente  no han vuelto a llevar al hijo al colegio, y que ese día, "al observar un cambio profundo en el estado anímico" del niño, la madre fue a hablar con la profesora, sin que admitiera ningún hecho". Además, los padres manifiestan que  la profesora "amenazó  con estigmatizar al niño mediante la inclusión en el Séneca por faltas injustificadas, pese a que el mes de septiembre es de adaptación para los niños de tres años con horarios libres a decidir por los padres", según la versión de los progenitores.

Los padres también indican en la denuncia que se pusieron en contacto con la Inspección de Zona de la Delegación de Educación y que el inspector les manifestó  que la profesora "no tiene constancia de nada", además de señalar que "para abrirle un expediente tendría que verla él mismo en la clase saltando y con un cuchillo en las manos".  Por su parte, el padre del menor ha señalado que el "episodio" de su hijo es "el más grave", pero que "hay más" y ha añadido que en la puerta del colegio "siempre hay seis u ocho niños llorando". Igualmente, ha criticado que en la clase haya "26 niños", lo que, a su juicio,  resta atención a los menores. En este sentido, ha indicado que su hijo un día "salió  incluso meado".

Desde la delegación de Educación aseguraron ayer a este diario estar al tanto del caso, puesto que   los denunciantes habían sido atendidos por el inspector de zona. Con todo, puntualizaron que la denuncia ante la inspección "sólo ha sido verbal . No existe denuncia formal ante la delegada de Educación o la Inspección y, por lo tanto, no se ha abierto expediente informativo ni se pueden tomar medidas contra una profesora por unos hechos que no están probados".  Así las cosas, aseveraron que "Educación apoya a la profesora y le ofrece todos los recursos legales y jurídicos que se le pueden facilitar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios