Provincia de Cádiz

Denuncian la primera saturación en Urgencias por el cierre de camas

  • Un total de 25 pacientes estaban ayer en este área pendientes de ingreso en planta

Un día después de que la delegada territorial de Salud, Miriam Alconchel y la gerente del hospital, María Ángeles Prieto, restasen importancia al cierre de camas hospitalarias durante el verano, el Sindicato de Enfermería (SATSE) denunció ayer que la falta de camas ya ha tenido su primera repercusión en el servicio de Urgencias. Según el sindicato, este área se encontraba ayer desbordada, con 25 pacientes pendientes de ingreso en planta, de los que a la una del mediodía, 13 no tenían siquiera una cama asignada. El servicio de Urgencias suele ser uno de los que antes se resiente de las camas que se dejan en reserva, ya que la imposibilidad de trasladar al paciente que lo precisa a una habitación, provoca el colapso de este área, especialmente de la zona de Observación. Ayer en la sala de espera podía verse a algún paciente con gotero e incluso en camilla.

El viernes pasado quedó inhabilitada la planta de Medicina Interna, con un total de 34 camas. Tras los cierres de Infecciosos y Digestivo, Medicina Interna era la última que estaba prevista cerrar en julio, según el plan de vaciones puesto en marcha por el Servicio Andaluz de Salud. La alta ocupación de este servicio impidió que las camas se cerrasen unos días antes, pero en estos momentos suman ya un centenar de camas inhabilitadas. Aunque la actividad quirúrgica programada también se reducirá al mínimo, especialmente en agosto, las Urgencias siguen siendo el área más problemática.

La situación se ha paliado sólo en parte con la apertura de la planta de Ginecología, que estaba cerrada desde hace años, pero aun así desde el Sindicato de Enfermería consideran que es insuficiente para atender toda la demanda.

Otra de las críticas es que en las plantas del resto del hospital "se encuentra una amalgama de especialidades en una misma unidad. Como ejemplo, en la planta de Traumatología hay 10 pacientes que no pertenecen a esa especialidad, en Cirugía otros 10 y, así, podríamos seguir enumerando el resto de las unidades".

Esta circunstancia y la que se está viviendo en Urgencias son pruebas, según afirma el sindicato, de que la calidad de la asistencia que se está prestando actualmente en el hospital no es "la que nuestros pacientes se merecen, a pesar de los esfuerzos realizados por parte de nuestros profesionales".

Este sindicato lamenta igualmente que desde la dirección del centro no se haya tenido en cuenta las advertencias de los sindicatos sobre lo que sucedería con la planificación del periodo estival y los cierres de camas. De hecho el plan de vacaciones no fue negociado, sino que se presentó a los representantes de los trabajadores días antes de su puesta en marcha y sin dar opción a que hubiese la mínima modificación. "Se ha hecho caso omiso a las advertencias y con nuestras reiteradas denuncias queremos evitar que la situación se repita".

Por otra parte, tampoco convence el argumento que el pasado lunes dio la delegada territorial de Salud para defender la planificación que se hace en verano, aludiendo a la experiencia de años anteriores. "Queremos dejar constancia de que el año pasado se hizo igualmente mal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios