Provincia de Cádiz

Denuncian la filtración de fotos de la bebé presuntamente vendida en Villamartín

  • La pareja de Vícar (Almería) acusada de la compra de la menor anuncia que fotos de la menor que tenían en su teléfono móvil han sido publicadas sin su consentimiento en una revista

La pareja de Vícar (Almería) acusada de pagar 10.000 euros a una mujer para que ejerciera de "vientre de alquiler" ha denunciado ante el juzgado la filtración de unas fotos de la bebé, que tenían en su teléfono móvil y han sido publicadas sin su consentimiento en una revista.
 
Fuentes de la defensa de la pareja han explicado hoy a Efe que han interpuesto esta denuncia ante los juzgados de Arcos de la Frontera después de que la revista Interviu publicara una foto de la bebé que la pareja de hombres tenían en su teléfono móvil, que le fue intervenido por la Guardia Civil.
 
La denuncia no se dirige contra la revista, que, según las fuentes de la defensa, ha hecho un trabajo periodístico "impoluto" porque desdibuja el rostro de la recién nacida.
 
Se dirige contra los responsables de la "filtración" que ha permitido que unas imágenes "particulares" y tomadas "en el ámbito de la esfera privada" han sido vendidas o cedidas a un medio de comunicación.
 
Estas fotografías, según los abogados de la pareja, no están en la causa judicial abierta por el juzgado de instrucción número 3 de Arcos de la Frontera para investigar si esta pareja pagó 10.000 euros a una mujer de Villamartín para que ejerciera de vientre de alquiler y poder así tener un hijo por inseminación artificial.
 
La pareja de hombres y la mujer fueron detenidos por la Guardia Civil y puestos en libertad con cargos, mientras que la recién nacida fue entregada por los investigadores a los servicios de protección de menores de la Junta de Andalucía.
 
Uno de los componentes de esta pareja y supuestamente el padre de la bebé, Juan José G.S., ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Cádiz la medida cautelar dictada por el juez de retirada de la custodia, un trámite que, según sus abogados, tardará en resolverse varias semanas.
 
"Juan José está hundido. Va a los servicios social todos los días a preguntar por la niña. No le dan información, ni le dicen donde está ni con quien", se lamentan las fuentes de su defensa legal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios