Provincia de Cádiz

"Dejé de buscar empleo y empecé a buscar clientes"

  • Jesús de Sobrino se fue al paro a los 46 años

  • Este es el relato de su itinerario hasta volver a incorporarse al mercado laboral

En el año 2009, casi en el arranque de la crisis más salvaje vivida por la generación del baby boom, Jesús de Sobrino era alto ejecutivo de una potente empresa de telecomunicaciones, director regional. Tenía 46 años.

"Al principio no me asusté. La indemnización me daba un colchón de tiempo para reincorporarme al mercado y yo contaba con un buen curriculum, sabía inglés, tenía masters. Y ahí cometí el primer error: yo era un ejecutivo, por lo que tenía que encontrar trabajo de lo mismo y en las mismas condiciones que el trabajo que había perdido. Ajustarme a esa nueva realidad, a que eso ya no existía, se llevó mucho de mi tiempo y de mi ánimo. Era darme cabezazos contra un muro. Fue mi primera travesía del desierto, pasas del ya encontraré algo a un esto va a ser imposible", explica.

Tratando de evitar caer en la renuncia, dándose cuenta que el SAE no le iba a encontrar un empleo, "cometí nuevos errores, como aceptar lo primero que te cae. Acudía a entrevistas de headhunters de Madrid viajando en el autobús nocturno con el traje y poniéndome la corbata antes de la entrevista para volver en el siguiente autobús. Cuando los otros aspirantes, todos más jóvenes que yo, me veían creían que yo trabajaba para la empresa, que iba a ser el entrevistador. La edad es una barrera tremenda. Decidí formarme más , invertí en un master de comunity manager y me vi haciendo prácticas como un chaval en una empresa con 50 años", continúa con su relato De Sobrino.

Y la luz se le encendió hace un par de años, cuando se dio cuenta de que estaba equivocando la estrategia, cuando un amigo le dijo "no me cuentes tus ideas y sácate el 037 (el documento fiscal de los autónomos). Así fue como hubo un momento en que dejé de buscar empleo y empecé a buscar clientes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios