Provincia de Cádiz

Cordero (PSOE) acusa a Toscano (PP) de falta de previsión con las nóminas

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules, Arsenio Cordero, ha salido al paso de las declaraciones del alcalde, el popular Julio Toscano, en referencia al impago de las nóminas de los dos últimos meses a la plantilla municipal.

Así, Cordero expone que "le llama la atención que con el PSOE en el gobierno, en los últimos años jamás hubo un mínimo retraso en el pago puntual de las nóminas. Resulta por tanto extraño que ahora los haya y que Julio Toscano se remita a junio del año pasado, aduciendo el gasto de 400.000 euros de una escuela taller como causa del débito".

El portavoz socialista y ex alcalde de la localidad, recuerda al actual regidor, Julio Toscano que "éste olvida que cuando entró la nueva Corporación, le dejó pagada la nómina del mes y la extra". En este sentido le recuerda que "el acta de arqueo firmada por ambos contaba con más de 250.000 euros", y que "tanto la Seguridad Social como con la Agencia Tributaria se estaba al día, al igual que con los bancos en cuanto al pago de los préstamos y no se había agotado, ni mucho menos, la capacidad de endeudamiento y el Ayuntamiento no tenía ningún adelanto, ni de la PIE, ni de los ingresos de la Junta, ni del Servicio Provincial de Recaudación".

Arsenio Cordero, le recuerda al nuevo alcalde, que "se olvida que en la Administración se trabaja con el principio de caja única, y que por ese principio, Toscano pagó la paga extra de diciembre de 2011 con un dinero de una subvención del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) para trabajos forestales".

"Si a lo anterior-continúa el exregidor alcalíno- se le suma que en los últimos meses han entrado casi 3.000.000 de euros, está claro que la situación es envidiable dentro de cómo están las arcas de los ayuntamientos de manera generalizada".

Así, el portavoz municipal, cree que lo que ha pasado, es que "desde la inexperiencia y la falta de previsión, se ha empezado a pagar a proveedores a diestro y siniestro olvidando que la primera obligación de un alcalde es pagar a los trabajadores municipales. Así que los trabajadores municipales están pagando esa falta de previsión en los pagos del gobierno municipal. Por tanto aquí, si ha habido dinero, lo que pasa es que se ha dedicado a otra cosa".

El socialista Arsenio Cordero "lamenta lo sucedido" y le pide al alcalde que "reconozca su improvisación y su falta de planificación, que asuma su responsabilidad, pues dinero ha habido y hay, que pague de una vez a los trabajadores municipales y deje de echarle la culpa de todo lo que sucede en el Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios