Provincia de Cádiz

El Consistorio trabaja en la expropiación del antiguo vertedero

  • Una vez culminada esta actuación, el Ayuntamiento pondrá en manos del Consorcio Bahía de Cádiz dicha propiedad para que ejecute las tareas de sellado de la instalación

El Ayuntamiento, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, trabaja en el expediente de expropiación de los terrenos en los que se localiza el antiguo vertedero de La Victoria.

Dicha actuación, según apuntó la delegada municipal de Medio Ambiente, María Jesús Castañeda, se enmarca dentro del proceso necesario para que, tal y como demanda el Ayuntamiento de Chiclana, el Consorcio Bahía de Cádiz se haga responsable del sellado de una instalación que, hasta diciembre de 2007, sirvió para el depósito de basuras de la localidad.

"Tal y como hizo público meses atrás el alcalde, nuestro objetivo es que se ejecute el convenio que el Ayuntamiento y el Consorcio Bahía de Cádiz firmaron en 1998 y en el que se acordó que la Administración local cedía todos los derechos y obligaciones de dicha instalación a este organismo", apuntó María Jesús Castañeda.

"Para que esto sea así", añadió la edil socialista, "es preciso culminar un expediente de expropiación de los terrenos que nos permitirá poner a disposición del Consorcio Bahía de Cádiz dicha instalación para la posterior ejecución de sellado por parte de dicho organismo mancomunado".

Aunque todavía el Consorcio, sus responsables, no se ha manifestado en relación a la asunción de dicha demanda municipal, la delegada municipal de Medio Ambiente aseguró que "ya hemos mantenido varios contactos para hablar sobre el tema y, pese a que aún no hay nada definitivo, sí podemos decir que las conversaciones van por buen camino, por lo que esperamos que finalmente el Consorcio ejecute el sellado del vertedero de La Victoria".

Cabe recordar que, según el proyecto para la ejecución del sellado de La Victoria que redactó y puso en manos de la Delegación Provincial de Medio Ambiente el Ayuntamiento (julio de 2008), dicha actuación precisa de una inversión aproximada de cinco millones de euros, una cantidad que se antoja casi un imposible para las arcas municipales y más aún en el actual contexto de crisis en el que se encuentra la localidad.

A lo elevado de la inversión necesaria para el desarrollo de dicha actuación se une que, según trasladó la propia Delegación de Medio Ambiente a las autoridades locales, dicho sellado deberá ser una realidad, como muy tarde, en enero de 2011.

"Se trata, sin lugar a dudas", concluyó María Jesús Castañeda, "de un tema de gran importancia para la localidad, para su economía, y somos optimistas en que finalmente tendrá una solución positiva para la ciudad, ese el objetivo de las conversaciones que venimos manteniendo con el Consorcio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios