Provincia de Cádiz

El Consistorio linense, otro día parado

  • Los trabajadores, en asamblea permanente por el retraso en las nóminas, protestaron con un corte de media hora en la Aduana con Gibraltar, pero la Policía les impidió el acceso al recinto con una carga

El Ayuntamiento de La Línea estuvo ayer paralizado por segundo día debido a la asamblea permanente que iniciaron el miércoles los trabajadores por el retraso de cinco nóminas. A las ocho de la mañana, centenares de empleados municipales se congregaban en las puertas del Palacio de Congresos -sede provisional del Ayuntamiento-, a cuyo interior resultaba imposible acceder. Unos 300 trabajadores se trasladarían luego a la Aduana con Gibraltar, donde se produjeron algunos incidentes con la Policía.

En el Ayuntamiento; UGT, CCOO y USO explicaron a los trabajadores que iban a pedir a los cuatro partidos de la Corporación municipal (PSOE, PP, PA e IU) que acudan con ellos el lunes a Cádiz para hablar con responsables de la Diputación Provincial y el martes, a Sevilla, para hacer lo propio con la Junta de Andalucía con la finalidad de pedir que ambas administraciones ayuden a paliar la crítica situación económica del Ayuntamiento. Los sindicatos fletarán autobuses para ir a Cádiz y Sevilla y advirtieron que la asamblea permanente continuará hasta que la plantilla municipal cobre al menos dos nóminas. La alcaldesa, Gemma Araujo, que se reunió con los portavoces de los grupos políticos municipales, dijo que estará en las reuniones con la Diputación y la Junta, para que estas administraciones ayuden al Consistorio.

Pasadas las 12:30 horas, alrededor de 300 trabajadores partieron hacia la Aduana de Gibraltar, lo que provocó importantes retenciones de tráfico. En los accesos al recinto aduanero les aguardaban varios cordones policiales. El comisario del Cuerpo Nacional de Policía, Ángel Lozano, permanecía en el interior de la Aduana atento a lo que acontecía. Sindicalistas y trabajadores intentaron pasar el cordón policial pero fue imposible y se produjo un forcejeo. Algunos recibieron golpes de algunos de los agentes, que emplearon sus defensas.

El secretario provincial de la FSP de la UGT, José Porras Naranjo, expresó a gritos su enfado. "Aquí está la Policía de Franco: Íbamos a estar diez minutos pero ahora nos quedaremos más tiempo. Han sacado las defensas sin justificación pero el viernes vendremos preparados. Son más de 800 las familias que no tienen para comer. La Policía ya está haciendo méritos porque ha llegado Rajoy", espetó al tiempo que se dirigía al comisario para recriminarle la respuesta policial. Otros trabajadores también expresaron su indignación a los agentes: "No hemos hecho nada, sólo estamos pidiendo nuestros salarios".

Otros empleados municipales, los de Los Barrios, también están con protestas por el expediente de regulación de empleo que afecta a 178 trabajadores. Ayer, los representantes sindicales se encerraron en el salón de plenos para que el alcalde "recapacite y acepte el diálogo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios