Provincia de Cádiz

El Consistorio buscará dinero para adecentar la parroquia tras el fuego

  • Cárdenas anuncia la petición de ayudas a administraciones y la propia población para sumarlas a la cobertura del seguro

El alcalde, Manuel Cárdenas, hizo ayer pública la pretensión del Gobierno local de plantear la colaboración económica del Ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Andalucía para que la parroquia de la Purísima Concepción, que sufrió el pasado domingo un aparatoso incendio, recupere, como mínimo, su estado anterior.

Cárdenas apuntó la opción de que la propia población trebujenera también ayude en la medida de sus posibilidades "como ha ocurrido en otras ocasiones", más allá de la cobertura del seguro con el que cuenta este histórico edificio religioso. En cuanto a la intervención del Consistorio, añadió que sus servicios técnicos están a disposición de la Iglesia para lo que precise, si bien corresponde al Obispado y la misma parroquia llevar a cabo las pertinentes tareas de evaluación y valoración de los daños. Con respecto a éstos, el regidor trebujenero comentó que el fuego no provocó ningún "problema estructural serio" en el templo, que se encuentra en la céntrica plaza del Ayuntamiento.

En otro orden de cosas, Cárdenas expresó su malestar por el "tono jocoso e irónico" del tratamiento informativo de este suceso en la prensa de ayer, a pesar de su gravedad. No obstante, agregó que la "rápida actuación" tanto de los trebujeneros que intervinieron como de los bomberos "evitó una auténtica tragedia". El alcalde quiso dejar claro que, aparte de concejales de IU, otros "muchos" habitantes del municipio hicieron lo posible para que el incendio no afectara a los sagrados titulares de las hermandades que radican en la Parroquia.

Como es sabido, el fuego se originó, al parecer, por un cortocircuito hacia las diez menos diez de la mañana. Sólo unos minutos después, sobre las diez, entró un nutrido grupo de trebujeneros para sacar las imágenes. Los bomberos del parque de Sanlúcar llegaron a la localidad a las diez y veinte de la mañana aproximadamente. La retirada de las tallas religiosas se produjo en poco más de veinte minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios