Provincia de Cádiz

Chipiona marca el camino

  • La supuesta salida de la crisis anima a la cadena Best Hotels a construir el hotel de cuatro estrellas que tenía proyectado en la zona chipionera de Costa Ballena desde hace diez años

Primeros trabajos de movimiento de tierra en la parcela donde se va a levantar el hotel Best Costa Ballena, en una imagen de hace pocos días. Primeros trabajos de movimiento de tierra en la parcela donde se va a levantar el hotel Best Costa Ballena, en una imagen de hace pocos días.

Primeros trabajos de movimiento de tierra en la parcela donde se va a levantar el hotel Best Costa Ballena, en una imagen de hace pocos días. / fito carreto

En un lado de la balanza tenía muchas cosas: el terreno ideal frente al Atlántico, el dinero necesario para autofinanciar la obra y, sobre todo, unas ganas enormes de asentarse al fin en la costa gaditana. Y en el otro lado de la balanza sólo tenía una cosa que, sin embargo, pesaba mucho más que todas las demás juntas: el pánico a una recesión económica que había cerrado el grifo del consumo. Así que a la cadena Best Hotels no le quedó otra cosa que esperar, esperar y esperar. Y así ha estado casi una década, con ese proyecto guardado celosamente en un cajón... hasta ahora. Porque ha sido ahora cuando se ha decidido, al fin, a construir su hotel de cuatro estrellas y de 600 habitaciones en la parte chipionera de Costa Ballena. Y esta decisión, valiente donde las haya, no ha hecho sino reactivar a un sector, el hotelero, que vio cómo hace una década, tras abrir sus puertas el Elba Costa Ballena en suelo roteño, se irían quedando paulatinamente en la cuneta hasta 60 proyectos de construcción de hoteles de nueva planta en el conjunto de la provincia gaditana.

Porque la crisis lo que hizo fue cercenar esa política de expansión que habían emprendido las principales cadenas hoteleras a lo largo y ancho de todo el litoral gaditano. Muchas iniciativas (y muy ambiciosas la mayoría) tuvieron que decir adiós. La única excepción la protagonizó la cadena mallorquina Hipotels, que en 2011, con la recesión económica en pleno apogeo, tuvo el arrojo de inaugurar junto a la playa conileña de La Fontanilla el Gran Conil, un hotel de cuatro estrellas que conllevó una inversión de unos 40 millones de euros y que está dando una óptimos resultados. De esta manera, la apuesta de ahora de Best Hotels no hace sino dar continuidad, aunque con algunos años de retraso, a esa política expansiva de un sector hotelero que sigue apostando, y mucho, por Cádiz y por la Costa de la Luz.

Las cuentas que baraja el sector reflejan con toda claridad que los beneficios empezaron a caer en picado en 2007, y así se mantuvieron hasta 2013, cuando se notó al fin una leve mejoría. Las cifras del último año no han hecho sino corroborar que el turismo en la provincia de Cádiz vuelve otra vez por sus fueros.

El Best Costa Ballena, que así se denominará el nuevo establecimiento hotelero, se levantará en una parcela de este complejo turístico y residencial que Best Hoteles adquirió hace ya más de diez años y que está situada en primera línea de playa. Hace pocos días empezaron los primeros movimientos de tierra y el objetivo de la propiedad es que los trabajos de cimentación puedan comenzar en breve, cuando cuente con la licencia de obras definitiva, de cara a poder abrir sus puertas para el verano de 2018. Cuando eso se produzca, éste será el primer hotel de Costa Ballena Chipiona.

La idea inicial era que en esta parte del complejo se levantaran hasta tres hoteles, todos mirando al mar en primera línea de playa. Sin embargo, dos de esos tres promotores (Gabriel Rojas y Marina Costa Ballena) desistieron de sus pretensiones por mor de la crisis y se vieron en la necesidad de olvidarse de estos proyectos y sacar los terrenos a la venta. Y ahí siguen, a la espera de que alguien decida invertir en la parte de Costa Ballena ubicada en el término municipal de Chipiona y que, sabido es por todos, empezó a desarrollarse mucho más tarde que la franja de Rota, ya colmatada.

Best Hotels, a diferencia de sus 'vecinos', optó por la paciencia. Y diez años después, cuando la crisis parece que empieza al fin a despedirse de la sociedad española, se ha decidido al fin a retomar este proyecto. Es verdad que esta cadena catalana, propietaria de una treintena de establecimientos hoteleros repartidos por toda la geografía española, estuvo tentada de olvidarse de su proyecto gaditano y cambiarlo por otro en Huelva, pero al final las facilidades dispuestas por el Ayuntamiento de Chipiona terminaron siendo decisivas para que no hubiera variaciones.

El Best Costa Ballena, un hotel de cuatro estrellas y que tendrá 600 habitaciones, se levantará por tanto en una zona de Costa Ballena donde hay aún muchas parcelas convertidas en eriales por su abandono pero también donde todas las obras de urbanización están culminadas y que, además, se mantienen en un muy buen estado de conservación. Además, hay tres residenciales que ya están habitados y otro más cuya construcción se encuentra bastante avanzada.

Este primer hotel de Costa Ballena Chipiona ocupará una superficie de tres hectáreas y, según Best Hotels, creará unos 250 puestos de trabajo, de los que 80 serán fijo. La ocupación media diaria oscilará entre los 800 y los 900 huéspedes, según las previsiones que ha hecho la cadena, que ha aclarado además que este futuro hotel estará muy enfocado al turismo familiar. La totalidad de sus 600 habitaciones estarán equipadas y climatizadas y, entre otros muchos servicios, habrá igualmente una amplia zona ajardinada, piscina, gimnasio y spa, además de un restaurante tipo buffet de comida nacional e internacional y un bar ubicado junto a la misma playa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios