Provincia de Cádiz

'Cazados' por circular hasta a 236 kilómetros por hora

  • Varios conductores son imputados por duplicar la velocidad permitida en un fin de semana en el que aumentaron los controles

El balance de tráfico de este último fin de semana deja al menos tres conductores imputados en la carreteras de la provincia por duplicar la velocidad permitida en distintos puntos de la red de la provincia, siete por superar la tasa de alcohol permitida y varios más por circular sin carnet. Uno de ellos circulaba a 236 kilómetros por hora con su motocicleta por la A-382 en un tramo con el máximo establecido a 110 kilómetros, según la última modificación de la Dirección General de Tráfico.

Los tres imputados por superar la velocidad doblaban la permitida, en unos días donde Tráfico ha aumentado los controles por el Gran Premio de Motociclismo. A 236 kilómetros por hora fue sorprendido el conductor de una motocicleta Yamaha de gran cilindrada por la autovía Jerez-Arcos, en el punto 13,2, término municipal de Arcos. Otra moto fue localizada cuando circulaba el sábado a 206 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100 por una señal vertical , en Jerez, en la autovía A-4. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno también informaron de un último conductor infractor en la misma carretera, en un punto de control establecido por la Guardia Civil de Tráfico. En esta ocasión se traba de un turismo que iba a 214 kilómetros hora en el mismo punto que el anterior.

El fin de semana, con más tráfico de motocicletas por el Gran Premio, se 'cazaron' a siete conductores que superaban la tasa de alcohol permitida. Dos de ellos se vieron implicados en accidentes de circulación. Por ejemplo, en Jerez una motocicleta se salió de la vía y su conductor resultó herido, dando en las pruebas practicadas una tasa de alcohol de 0,69 miligramos por litro de aire inspirado, cuando el máximo permitido es de 0,25. Otro, con un turismo Audi A-3 salió de la vía y su conductor dio positivo en alcohol con 0,50 miligramos.

En los números del fin de semana también figuran tres imputados por delitos de seguridad vial porque conducían con el permiso retirado. El suceso más llamativo ocurrió en Barbate. Los agentes le dieron el alto a un ciclomotor cuyos dos ocupantes no llevaban el casco de seguridad puesto. Aún así, hicieron caso omiso, circulando incluso por la zona peatonal del paseo marítimo barbateño, poniendo así en peligro a los viandante. El conductor del ciclomotor ha sido identificado y se sabe que tiene suspendido el carnet de conducir temporalmente por un juzgado de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios