Jerez

Carbures continúa su 'purga'

  • Tras el presidente y el consejero delegado, dimite el responsable de las finanzas por las dudas del auditor a las cuentas que provocaron la suspensión de la cotización en Bolsa de la compañía.

Carbures, la firma especializada en la fabricación de piezas de fibra de carbono y que tiene plantas en Jerez y El Puerto, sumó ayer una nueva dimisión -la cuarta ya- en su consejo de administración desde que se pusieran en duda sus cuentas y se suspendiera su cotización en Bolsa. Mediante un hecho relevante publicado en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), a primeras horas de la mañana de ayer daba a conocer la marcha del que hasta octubre había sido el vicepresidente financiero de la compañía, Juan Juárez, que había sido relegado de los puestos más altos del 'staff' tras las dudas advertidas por auditor Pricewaterhousecoopers (PwC) a los balances. Juárez renuncia así a sus puestos de consejero de Carbures y de sus sociedades filiales, una decisión que comunicó por carta el pasado martes y que el órgano de gobierno de la firma conoció el jueves.

Esta baja se une a la renuncia ya conocida de Rafael Contreras, principal accionista y máximo responsable de la compañía, que se vio obligado a dejar el cargo de consejero delegado para pasar a ocupar la presidencia del consejo, aunque sin capacidad ejecutiva. También fue relegado Carlos Guillén, que de presidente pasó a ser vocal, y dimitió la secretaria del consejo, Cristina Romero.

La compañía, de manera oficial, señala que las marchas de Contreras y Juárez forman parte de la "hoja de ruta" que se marcó en su plan de negocio para "profesionalizar" su cúpula directiva, una intención que se ha acelerado por la necesidad de aclarar sus cuentas. Sin embargo, la pasada semana el actual consejero delegado de la compañía, José María Tarragó, y el máximo accionista reconocían en una entrevista concedida al periódico económico Expansión que se habían cometido "errores contables" por parte del departamento financiero, que era responsabilidad de Juárez, en las cuentas de 2013 y del primer semestre de 2014, ejercicios que han sido cuestionados ahora por la auditora PWC, aunque inicialmente les dio el visto bueno. Sin embargo, la situación de Juárez ya estaba comprometida cuando, tras suspenderse la cotización en Bolsa, la compañía anunciaba que iba a contratar un director financiero y un auditor interno -que aún no han sido presentados-.

Fuentes de Carbures apuntaron que estos cambios en el consejo de administración buscan "dotar a la compañía del mejor equipo y mejorar las prácticas de gobierno corporativo". "Rafael Contreras consideró que debía dejar su puesto de consejero delegado para dar paso a un ejecutivo de primer nivel como José María Tarragó", añadió este portavoz.

No obstante, esto no supone aún la desvinculación definitiva de Juárez de la firma especializada en fibra de carbono, en la que aterrizó a mediados de 2012, puesto que sigue siendo accionista. La última información, que data del pasado mes de enero, señalaba que tenía una participación del 8% del capital. Tampoco se ha comunicado de manera oficial que haya renunciado a sus responsabilidades en Bionaturis, la firma biofarmacéutica jerezana que también cotiza en Bolsa y de la que es consejero. En esta sociedad, que está participada en un 10% por Carbures, Juárez tiene un 5% de las acciones.

Mientras tanto, se sigue a la espera de que la auditora PwC presente sus conclusiones sobre las cuentas de la compañía, condición sine qua non para que se levante la suspensión de la cotización. Fueron dos los elementos que se cuestionaron de los balances de Carbures. Por un lado, se advirtió que la facturación podría haberse engordado por las vinculaciones comerciales con tres compañías con las que Carbures tiene una estrecha relación -alude que forman parte de su clúster tecnológico-. El auditor entiende que estas ventas no deberían contabilizarse como tal, lo que supondría que la firma hubiera cerrado el pasado ejercicio en números rojos. También hay dudas sobre el registro contable de los ingresos por el contrato suscrito con una empresa china para vender maquinaria en el país asiático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios