Instituciones Penitenciarias

Calendarios solidarios para ganar la batalla del tiempo en la era de la pandemia

  • Internos de Puerto II confeccionan un almanaque que refleja situaciones vividas en el centro durante la crisis sanitaria

  • Es una actividad pionera en los centros penitenciarios de España y se entrega de manera gratuita a personas y asociaciones que colaboran con el centro

José Pacheco y el director de Puerto II, Gustavo Adolfo Villas Pérez, durante la presentación. José Pacheco y el director de Puerto II, Gustavo Adolfo Villas Pérez, durante la presentación.

José Pacheco y el director de Puerto II, Gustavo Adolfo Villas Pérez, durante la presentación. / Lourdes de Vicente

Quien diga que el tiempo vuela nunca ha vivido en una cárcel. Las horas avanzan lentas, las manecillas del reloj parecen frenadas por una mano invisible que las obliga a un esfuerzo supremo para seguir caminando hacia su destino final. No hay enemigo más impecable que el tiempo. Quizá por eso, para intentar domarlo, para pensar en los meses con mayor ligereza, funcionarios y reclusos de Puerto II confeccionan cada año un calendario solidario que reparten entre asociaciones sin ánimo de lucro y que les ayudan en su vida cotidiana, como Proyecto Hombre, por ejemplo, que acudió al acto de presentación del calendario en Subdelegación de Gobierno en representación de todas ellas. En el acto, presidido por José Pacheco, estuvieron también Gustavo Adolfo Villas Pérez, director del centro penitenciario, y el director provincial de Proyecto Hombre, Luis Bononato. Como era inevitable, este año muchas de las imágenes del calendario muestran la vida dentro del centro en plena pandemia.

En su intervención, Pacheco destacó la importancia de este tipo de iniciativas para impulsar el objetivo fundamental de los centros penitenciarios que es la reinserción social de los internos y subrayó que “este año tiene aún más mérito el mantenimiento de estas actividades teniendo en cuenta las difíciles circunstancias marcadas por el Covid-19”. De este modo, el subdelegado del Gobierno felicitó al equipo directivo del centro, empleados públicos, entidades sociales y a los internos por su participación “y por haber conseguido entre todos mantener controlados los contagios, tener una buena convivencia y sacar adelante proyectos como este”.

En esta tercera edición el almanaque ilustra con fotografías de Ignacio Escuín y Antonio Mota momentos vividos por los internos del ‘Centro Penitenciario Puerto II’ y del ‘Centro de Inserción Social Jorge Alfredo Suar Muro’ (CIS de Jerez) en relación con la pandemia, desde el guiño a los sanitarios y la vacuna; la inclusión de nuevos procedimientos de comunicación entre internos y familiares, como ha sido la instauración de las videollamadas con móviles, que han llegado a las 1.500 desde que se instauraron el pasado año; o el trabajo diario de empleados e internos.

El director del Centro Penitenciario de Puerto II, Gustavo Adolfo Villas Pérez, agradeció al subdelegado del Gobierno su implicación con la iniciativa desde que comenzó a llevarse a cabo en 2019, y destacó el trabajo de las entidades sociales con los internos, “en un año en el que se ha sido muy difícil hacerlo por las restricciones en las entradas y salidas”. Del mismo modo, ha hecho hincapié en la labor de los empleados públicos ya que “en esta situación especialmente complicada han demostrado su gran nivel de profesionalidad y compromiso”.

Recordó igualmente como se superó un brote en Navidades que afectó a una treintena de internos, y destacó tanto la implicación de los funcionarios como el buen comportamiento de estos para afrontar una dura cuarentena en sus celdas. “Tuvimos que aislar a 200 internos durante diez días. Hay que elogiar que no hubo ningún incidente. Nadie tuvo que ir al hospital, lo que demuestra que cuando se toman medidas preventivas a tiempo da resultado. Nosotros optamos por desalojar un módulo para utilizarlo llegado el momento, ademas de dividir el llamado módulo de destino, donde están los reclusos que se encargan por ejemplo del mantenimiento o las cocinas. Eso nos ayudó”. A día de hoy no hay reclusos positivos en Puerto II.

Pacheco destacó la importancia de este tipo de iniciativas para impulsar el objetivo fundamental de los centros penitenciarios que es la reinserción social de los internos

La confección de este calendario, con una tirada de 150 ejemplares, es una actividad pionera en los centros penitenciarios de España y se entrega de manera gratuita a personas y asociaciones que colaboran de alguna manera con el centro. En concreto, las entidades involucradas son Proyecto Hombre, Brote de vida, Pastoral Penitenciaria, Culto evangélico, CEAIN, Restauración, Nuevo Madrugador y AFEMEN.

Debido a las circunstancias de la pandemia, este martes solo ha acudido a la presentación del calendario, en representación de dichas asociaciones, el director provincial de Proyecto Hombre, Luis Bononato, quien destacó que “es fundamental la colaboración entre la administración pública y las entidades sin ánimo de lucro para atender de la mejor manera posible a los internos. Cuando se quiere se puede y, a pesar de las dificultades, gracias a la buena disponibilidad y coordinación con Puerto II, hemos mantenido nuestro trabajo con el centro haciendo la vida más fácil a sus internos y pudiendo sacar adelante este tipo de iniciativas”.

El proyecto del calendario se une a otra actividad ocupacional pionera en nuestro país, que también fue realizada en Puerto II durante el pasado año, y consistió en la confección de un total de 100 camisetas hechas a mano por parte de cinco internos en un taller de estampación, como agradecimiento a los funcionarios de prisiones y a los sanitarios por su labor y preocupación durante la pandemia.

Las camisetas fueron entregadas de manera gratuita a diferentes personas relacionadas con la actividad del centro y los dibujos estampados en las prendas iban acompañados del lema ‘Gracias por cuidarnos’.

El objetivo de estas ideas es cumplir con una de las funciones que marca el Consejo Social Penitenciario, consistente en el desarrollo de acciones de reeducación y reinserción social de los internos, liberados condicionales y personas condenadas a penas y medidas alternativas, y al mismo tiempo exponer con naturalidad, y desde un prisma humano, el día a día del centro y algunas de las actividades que en él se realizan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios