Bodegas Marina García, marketing-mánager y enóloga de González Byass, galardonada con un Prenamo

  • La también presidenta de la Asociación Sherry Women recibe el galardón a la 'Excelencia Profesional en la X edición de los Premios Nacionales a la Moda y la Excelencia Profesional

Marina García junto a Bigote Arrocet, otro de los galardonados en la X edición de los Prenamo. Marina García junto a Bigote Arrocet, otro de los galardonados en la X edición de los Prenamo.

Marina García junto a Bigote Arrocet, otro de los galardonados en la X edición de los Prenamo. / E. P.

La marketing-mánager de González Byass, enóloga y presidenta de la Asociación Sherry Women, Marina García, ha sido galardonada en la disciplina de ‘Excelencia Profesional’ en la X edición de los Premios Nacionales a la Moda y a la Excelencia Empresarial (Prenamo 2019), celebrada en Madrid, por sus más de 30 años de carrera profesional en el mundo del vino.

Según la Asociación de Nuevos y Jóvenes Diseñadores (ANDE), organizadores del certamen, “Marina García ha mantenido una trayectoria difícil de igualar en su campo y hoy ocupa un lugar destacado en una de las firmas más emblemáticas de nuestro país, González Byass”.

Además, es la autora de una guía de vinos y bodegas, ponente en prestigiosos eventos internacionales, formadora y catadora de vinos; así como miembro fundador de la Unión Española de Catadores.

Licenciada en Biología y máster en viticultura y dirección comercial, García ha desempeñado distintos puestos profesionales que, según ha manifestado, le han permitido abarcar “este apasionante mundo desde todos los puntos de vista”, por lo que ha trabajado en producción, comercialización, comunicación, marketing, la cata y la Universidad.

Su relación con el vino le viene desde la infancia. “Puede decirse que nací en una viña, ya que mi abuelo tenía viñedos, elaboraba su propio vino y siempre he estado involucrada en este mundo”, tal y como ha explicado García, quien ha añadido que recuerda como las labores en la viña culminaban en la vendimia y la pisa de la uva, “lo que suponía una verdadera fiesta que marcaba el final del verano”.

Desde esa infancia entre viñedos, hasta su dedicación profesional al mundo del vino en distintas empresas y puestos de responsabilidad, García ha asegurado que siempre ha intentado que “prime la excelencia en el desempeño de mi trabajo, intentando en todo momento aprender y crecer”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios