Provincia de Cádiz

Baja un 12% el número de presos en Botafuegos

  • Acaip achaca la importante tendencia a la baja al cambio del Código Penal hace un año, que redujo las penas por narcotráfico

El número de internos en la cárcel de Botafuegos continúa reduciéndose, marcando además los niveles más bajos del último lustro. De hecho, los datos revelados recientemente por el sindicato de prisiones Acaip confirman una importante tendencia a la baja a lo largo del presente ejercicio; que ha supuesto que 1.549 personas permanecieran recluidas en la instalación algecireña al cierre de noviembre.

Una cifra que contrasta radicalmente con la contabilizada a comienzos de 2011, cuando Botafuegos arrancó el año con 1.753 presos. Es decir, dicho montante se redujo un 12% en apenas once meses. Los responsables de Acaip tienen claro la causa principal de esta relevante caída: la entrada en vigor el 23 de diciembre de 2010 de una modificación en el Código Penal, que supuso la reducción de las condenas por narcotráfico.

Así, las penas máximas para los delitos contra la salud pública pasaron de nueve a seis años de cárcel. "Estas penas se habían convertido en una auténtica pesadilla para la gestión diaria de las cárceles españolas. El cambio legislativo acortó las sentencias, produciéndose excarcelaciones a mayor ritmo del habitual", apuntaron los autores del sindicato de prisiones.

Y es que el "delito estrella" de la zona -según lo calificó el propio director de Botafuegos, Francisco Márquez- es el narcotráfico. Por tanto, los efectos de esa modificación en el Código Penal repercutieron de forma importante en la instalación algecireña.

De hecho, nada más entrar en vigor, siete internos salieron en libertad y otros 40 vieron como sus condenas se reducían. "La reforma reduce el castigo a las conductas menos graves de narcotráfico, las de los conocidos como muleros o transportistas de droga que no forman parte de una organización. Se produjo una baja de tres años de media en sus condenas", apostillaron desde el sindicato Acaip.

Además de esta causa, el informe también apunta otros motivos a la hora de explicar la caída de internos: un uso reducido de la prisión preventiva; la expulsión de presos extranjeros a sus países de origen, sobre todo con el agravamiento de la crisis; y el adelanto de la libertad condicional de los internos condenados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios