Provincia de Cádiz

El Ayuntamiento recibe ayuda para restaurar la muralla almohade

  • El municipio recibe el uno por ciento cultural del Ministerio de Fomento para abordar esta actuación · El proyecto básico de intervención en la zona baja tiene un presupuesto de casi un millón de euros

El Ministerio de Fomento subvencionará con casi un millón de euros el proyecto de recuperación y consolidación de la muralla almohade de Arcos.

Esta ayuda, procedente de la reserva del uno por ciento destinado para los emplazamientos culturales, dará forma al plan básico para la restauración de esta muralla catalogada como Bien de Interés Cultural, que históricamente cercaba el núcleo poblacional de Arcos.

La actuación se hará en una zona integrada dentro del Plan Especial de Protección del Centro Histórico y sujeta a la normativa de protección arquitectónica. El Ayuntamiento dice que esta rehabilitación forma parte de un plan director de intervención elaborado para poner en valor los lienzos de este patrimonio local.

La parte que será objeto de la intervención es la que tenía en su época la mayor entidad constructiva localizada en el barrio bajo de la ciudad. En concreto, la muralla que se extendía en los límites este y oeste de Arcos.

Hay tres actuaciones integradas en el proyecto. La primera es la relacionada con la zona del Arco de Matrera y la calle Cardenal Espínola. La segunda es en la calle Abades y p último, los trabajos continuarán en la calle Sefardíes. Se consolidarán lienzos de muralla en la zona de Cómpeta, y se mejorará el estado de las puertas y los torreones. El proyecto prevé la eliminación de elementos que distorsionan como depósitos de agua, antenas y otros objetos.

La intervención en esta parte del patrimonio civil local durará aproximadamente un año. Tiene un presupuesto de 954.998 euros. Una vez que se haya terminado el ámbito de actuación, los lienzos de los diferentes tramos de las murallas serán iluminados. En este sentido, la alcaldesa de Arcos, Josefa Caro (PSOE), señaló ayer en la presentación de la actuación que la idea de sacar adelante esta propuesta es para "prestigiar, reactivar y potenciar la muralla y unir sus lazos históricos y culturales con el propio entorno".

El Ayuntamiento confía en poder iniciar las obras durante el verano o tras terminarlo. Antes, el gobierno local llevará el convenio al próximo pleno para su aprobación antes de firmarlo con el Ministerio competente.

La regidora arcense añadió que las fases en la intervención incluyen, de manera paralela, los trabajos de intervención con los de investigación para datar este enclave arquitectónico con catas y prospecciones. Y es que la muralla arcense adolece de datos históricos y morfológicos, con lo que se presenta una oportunidad para que la investigación permita una restauración correcta.

La institución municipal confía en que la puesta en valor de la muralla se convierta en una "una imagen de marca que esté ligada a los vecinos, al turismo y a la excelencia patrimonial", apostilló la regidora.

El gobierno ve una oportunidad para que en este entorno florezcan actividades económicas ligadas, por ejemplo, a la artesanía y restauración para que activen el turismo en esa zona. "Se quedará una parte del patrimonio civil dispuesto para un mercado turístico atractivo, que puede ser importante para el pueblo", apuntó.

La regidora, Josefa Caro, mostró su satisfacción por esta obra, de la que dijo que "estamos en un momento de actualizar la muralla para acercarla a los nuevos tiempos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios