Provincia de Cádiz

Airbus finaliza la producción de los primeros cajones laterales del A350 en Puerto Real

  • Estas piezas viajarán mañana por carretera a la planta de Getafe, donde se ensamblarán en el estabilizador

Airbus ha finalizado en su planta de Puerto Real la producción de los dos primeros cajones laterales del estabilizador horizontal del avión A350 XWB, unas piezas fabricadas con un 99 por ciento de fibra de carbono y en un novedoso proceso prácticamente automatizado.

Estas piezas, de una longitud de 9,7 metros y una anchura de entre 1,5 y 3,6 metros, viajarán mañana por carretera a la planta de Airbus de Getafe (Madrid), donde se ensamblarán en el estabilizador.

Con ello avanza un programa que hará que el avión comience su montaje final en Toulouse (Francia) a principios de 2012 y que, tras un periodo de pruebas y certificaciones, pueda ser utilizado por las compañías a finales de 2013.

Dos años antes de que esté operativo Airbus tiene ya vendidos 567 aviones A350, un avión que representa «un salto tecnológico», según han destacado hoy el director de Airbus Operaciones en España, Rafael González Ripoll, y el director de la planta de Airbus en Puerto Real, Manuel Alcázar Quirós.

Parte de ese salto se ha desarrollado en el diseño del proceso de montaje automatizado de los cajones laterales en la planta de Puerto Real, un proceso calificado como «punta de lanza», que ha llevado más de seis años de trabajo y que hoy ha podido concluir con la entrega de las dos primeras piezas, en un acto al que ha asistido el consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Francisco Menacho.

Manuel Alcázar ha explicado que el diseño automatizado no supondrá una merma para la capacidad de empleo de la planta. De hecho las previsiones con las que trabajan es que si actualmente 50 personas trabajan en el montaje de los cajones laterales del avión, en el 2015, cuando se esté a pleno rendimiento para fabricar siete aviones al mes, el número de operarios casi se triplique.

"Si tuviéramos el montaje manual que teníamos hace siete años la planta no sería competitiva», ha asegurado Manuel Alcázar, quien ha explicado que el trabajo español estará más volcado a valores añadido de ingeniería y diseño.

El programa del A350 XWB, que ya anunció recientemente un retraso de tres meses en su programación, avanza según las previsiones y con los problemas habituales de la complejidad del producto, según Rafael González Ripoll, quien ha destacado las buenas expectativas del mercado de la aviación a pesar de que «el duopolio que teníamos con Boeing se ha acabado».

González Ripoll ha explicado que los actuales 2.500 millones de pasajeros que anualmente se mueven por el mundo en avión crecerán en el 2026 un «145 por ciento», con lo que se llegarán a los 6.000 millones de pasajeros.

Por eso la entrada en la fabricación de aviones de pasajeros de más de cien asientos de países como Canadá, China y «seguramente» Rusia» no es tomada como «una amenaza» para un sector, que espera crecer de los 5,5 millones de empleos en todo el mundo a 8,5 millones en el 2026 y cuya facturación es un cincuenta por ciento más que la de industrias como la textil o la farmacéutica.

"El volumen de pasajeros va a crecer en Asia y en el Pacífico mucho más deprisa que en Europa. Eso es una oportunidad porque supone un volumen de aviones a vender enorme, porque parte del mercado será nuestro; el mercado chino va a vender, pero no todo», ha apuntado González Ripoll.

Por eso, la entrada de la fabricación china, como la de otros países, «es más una oportunidad que una amenaza», porque al mismo tiempo, la demanda será muy grande.

El consorcio europeo Airbus tiene en España en su rama de aviación civil (dedicada a la construcción de aviones de más de cien asientos) unos 2.000 empleados en su planta de Getafe, unos 600 en Illescas (Toledo) y más de quinientos en la de Puerto Real y, según sus responsables tiene «trabajo asegurado para seis años».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios