Provincia de Cádiz

Se abre la puja

  • Chiclana ofrece 200 hectáreas en su municipio para hacer el proyecto, y Puerto Real plantea usar las 140 hectáreas dentro de su planeamiento

Recreación de Las Aletas realizada por el Ayuntamiento de Puerto Real en 2005. Recreación de Las Aletas realizada por el Ayuntamiento de Puerto Real en 2005.

Recreación de Las Aletas realizada por el Ayuntamiento de Puerto Real en 2005. / D. C.

Ni Chiclana ni Puerto Real han querido dejar pasar ni un minuto de tiempo. Ambos municipios dieron ayer el primer paso: 200 hectáreas, en el caso chiclanero; y 140, en el del municipio puertorrealeño. Todo, para que los recursos dispuestos para el proyecto Aletas tengan recorrido.

El planteamiento de Chiclana no es nuevo. Su alcalde, José María Román (PSOE), ya lo presentó al consejo rector de Las Aletas nada más tomar posesión de la Alcaldía. En el caso de Puerto Real, su alcalde, Antonio Romero (Sí se puede), ha pasado de un primer momento contrario al desarrollo de este proyecto a finalmente sumarse, básicamente porque todo el terreno, las 527 hectáreas, están en su término municipal. Desde ayer, el planteamiento de Romero es desarrollar las 140 hectáreas que no están afectadas por el dominio público marítimo-terrestre y dentro del planeamiento municipal. Algo que ya planteó el histórico alcalde de IU José Antonio Barroso, allá por el año 2005 (como se aprecia en la imagen de la derecha).

En Chiclana, su alcalde anunció hace dos años que ponía a disposición del Consorcio de Las Aletas los terrenos industriales ubicados en los polígonos de Miralrío y El Carrascal para que el polígono de Las Aletas "fuera una realidad en nuestro municipio". "Ya he hablado en distintos momentos de la importancia de los suelos industriales y de la creación de una zona logística, por lo que estamos encantados de poner a disposición estos suelos", declaró entonces Román.

Ayer, el regidor chiclanero volvió a insistir en su ofrecimiento y anunció que volverá a dirigirse a los rectores del Consorcio, después de que el Tribunal Supremo haya tumbado nuevamente el proyecto. El alcalde de Chiclana destacó que estos suelos industriales se ubicarían en la zona de El Carrascal, entre Pago del Humo y la carretera de Medina, y en la zona del futuro polígono industrial de Miralrío. De esta forma, supondría un total de más de dos millones de metros cuadrados, "que podrían aumentarse si fuera necesario con las correspondientes modificaciones en el Plan General". "Si la propuesta es bien recibida, llevaremos a cabo los ajustes correspondientes en el planeamiento, teniendo en cuenta de que está a 15 minutos del puerto de Cádiz y a apenas media hora del aeropuerto de Jerez", explicó José María Román, quien señaló que "estaría a apenas diez minutos del espacio original, pero con la gran ventaja que supone que tendrá pegas cero, ni de orden político ni medioambiental".

Asimismo, José María Román señaló que en la misiva que volverá a enviar al nuevo presidente y al vicepresidente del Consorcio de Las Aletas no solo ofrecerá los suelos industriales de Chiclana, sino que se pondrá a su disposición "para cualquier tipo de reunión". Román insistió en que "todos estamos en la preocupación del paro y pensamos que se puede abrir una puerta para la creación de puestos de trabajo en el futuro". "Esta posibilidad creo que era fundamental que pudiera ser valorada por los propios empresarios de Chiclana, que ha entendido la importancia de este anuncio", dijo.

En declaraciones a este periódico, Román dijo que, en su opinión, "se ha insistido demasiado en un proyecto que ya tumbó el Supremo en 2009. Desde mi punto de vista, con una lectura sosegada de aquella sentencia y un mínimo conocimiento de la Ley de Costas, se tendría que haber sabido que no se podía avanzar. Se han perdido cinco años y esto se veía venir. Se han tomado decisiones políticas sin sopesar aquella primera sentencia", finalizó.

Por su parte, el alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, dijo ayer en rueda de prensa que "ni le coge por sorpresa" la resolución del Tribunal Supremo ni "le parece una mala noticia". El primer edil puertorrealeño nunca ha ocultado sus reparos al macroproyecto diseñado en la zona y mucho menos lo han hecho sus socios de gobierno de Equo, que ayer mostraron su alegría por la nueva resolución porque "el empleo no lo generan polígonos sobredimensionados y baldíos. Es hora de que los vendedores de humo, de todos los colores políticos, se olviden del fallido proyecto de Las Aletas y empiecen a trabajar de verdad por el empleo".

El alcalde fue más comedido y no quiso profundizar demasiado en el asunto, argumentando que desconocía la sentencia al completo. Sin embargo, sí dijo que el Ayuntamiento de Puerto Real no renuncia al proyecto logístico, industrial o científico-tecnológico en la más de 140 hectáreas del polígono que están fuera del dominio público marítimo terrestre. "Ese era el plan original y se recogió en el Plan General del municipio en el año 2005, pero llegó la Junta de Andalucía y planteó un macroproyecto que ya ha caído muchas veces y no tenemos claro que no vuelva a caer mas veces", dije Romero.

Retomar esa propuesta desde el ámbito municipal será la propuesta con la que el alcalde vaya al consejo rector, una vez se convoque. Será la misma que presentó en las alegaciones a al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía. "No podemos decir que la sentencia sea un varapalo porque ya lo veníamos diciendo desde hace mucho tiempo. Que el proyecto no tenga cabida en otro sitio no es cierto", concluyó Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios