Mundo

El "éxodo silencioso" de balseros de Cuba a EEUU aumenta un 75%

  • La Guardia Costera de Florida no teme una emigración masiva desde la isla caribeña aunque este año han llegado 4.000 personas

Las alarmas por la llegada de nutridos grupos de balseros cubanos en las últimas semanas a la costa de Florida se han disparado, un fenómeno que el exilio de Miami califica de continuo "éxodo silencioso", aunque la Guardia Costera "no ve indicios" de que sea masivo.

Si bien no se emitió "ninguna alerta especial" por el peligro de que se pueda desatar una emigración masiva desde la isla, los guardacostas no esconden su preocupación: se ha registrado un incremento del 75% de estos casos en los últimos meses y en el año fiscal que comenzó el 1 de octubre de 2013 se contabilizaron cerca de 4.000 balseros.

Se trata de la cifra más alta en los últimos cinco años y, pese a que hablar de una potencial crisis de balseros sea excesivo, las autoridades estadounidenses no quieren que esta posibilidad les pille desprevenidos y están preparados para responder.

"No hay ningún indicio de que se pueda hablar de un éxodo masivo (de cubanos). Lo que sí ha habido es un aumento significativo del número de inmigrantes que intentó llegar a EEUU por mar", destacó Marilyn Fajardo, portavoz de los guardacostas de Florida.

Para considerarlo un éxodo masivo, precisó Fajardo, tendrían que confluir dos circunstancias: que "los cubanos llegaran por cientos a la costa de EEUU" y que lo hicieran "simultánea y diariamente", como en la "crisis de los balseros", cuando unos 50.000 cubanos se echaron al mar en 1994 para alcanzar la costa estadounidense.

Pero para Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, de Miami, "estamos asistiendo a un éxodo silente de balseros" que tiene su origen en la "desesperanza que existe" en la sociedad cubana. Hartos de promesas de reforma incumplidas e irreales, "pura fábula", por parte del Gobierno de La Habana, los cubanos "han comenzado otra vez a arriesgar sus vidas en el mar" con la esperanza de alcanzar territorio estadounidense, apuntó.

Un total de 3.940 inmigrantes fueron interceptados en el mar o lograron tocar tierra en el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, el doble del registrado en 2012 (2.129 cubanos) y aún mayor que en 2011 (1.870). Sin embargo, en 2007 fue de 7.866.

Otro factor que incide en esta ola migratoria es el hecho de que el "régimen, indirectamente, estudia un éxodo con el propósito de crear un factor de presión sobre EEUU para lograr concesiones como el levantamiento del embargo o créditos que necesita", apostilló el activista cubano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios