Mundo

Los rebeldes sirios retienen a trece monjas cerca de Damasco

  • La insurgencia asegura que no fueron secuestradas, sino evacuadas tras la toma de la ciudad.

El paradero de las monjas capturadas el lunes antes en un convento de la localidad siria de Malula se fue aclarando ayer poco a poco, ya que, según fuentes eclesiásticas y de la oposición, fueron trasladadas por los rebeldes a la población vecina de Yabrud, próxima a Damasco.

Así lo reveló ayer el nuncio del Vaticano en Siria, Mario Zenari, quien explicó que "la madre superiora pudo hablar anoche por teléfono con el Patriarcado griego-ortodoxo en Damasco y les dijo que las religiosas estaban bien".

Según el embajador, las 13 mujeres están en manos de una brigada insurgente, cuya identidad se desconoce, "probablemente" en Yabrud, adonde fueron trasladadas desde Malula, en la disputada región de Al Qalamun.

Una portavoz del Patriarcado griego-ortodoxo de Antioquía y Oriente Próximo confirmó a Efe que las monjas estaban "bien" y posiblemente retenidas en esa población, a unos 80 kilómetros de la capital, aunque no quiso confirmar si se produjo el martes la conversación telefónica con la madre superiora, Pelagia Sayaf.

Las religiosas, que viven en el convento de Santa Tecla de Malula, desaparecieron el lunes durante el asalto de la oposición armada a esta ciudad, de mayoría cristiana y donde todavía se habla el arameo. Las autoridades acusaron a "grupos terroristas" de haber irrumpido en el convento y secuestrado a las monjas.

Sin embargo, los rebeldes defienden una versión distinta y niegan que se trate de un secuestro. En declaraciones por internet, el portavoz del opositor Consejo Militar de Damasco y su periferia, Musab al Jair, aseguró a Efe que durante la toma de Malula los rebeldes "garantizaron el desplazamiento de los habitantes hacia otras partes de la zona de Al Qalamun, entre ellas Yabrud". Entre esas personas se encontraban las monjas, que, de acuerdo a la versión de Al Jair, fueron evacuadas "de forma segura" por los opositores bajo los bombardeos.

El portavoz subrayó que si las religiosas siguen en manos rebeldes es "por el temor a que el régimen perpetre cualquier acto para implicar a los revolucionarios, porque no tiene líneas rojas", y adelantó que "serán liberadas, garantizando su seguridad, en algún lugar de Al Qalamun, en respuesta a la petición de la familia cristiana".

Sobre su paradero actual, Al Jair indicó que efectivamente están en Yabrud, pero no quiso aclarar qué grupo rebelde está con ellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios