Mundo

El presidente de Ucrania vuelve a su país mientras persisten las protestas

  • Yanukovich recibe el apoyo de Pekín y Moscú tras dar la espalda a la Unión Europea

El presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, regresó ayer a su país tras buscar el espaldarazo de China y Rusia ante las protestas opositoras que prosiguieron ayer bajo la nieve en presencia de representantes de las cancillerías occidentales.

"El presidente debe reaccionar ante los acontecimientos que tienen lugar en el país y destituir al Gobierno", afirmó Vitali Klitschko, líder del partido opositor UDAR (Golpe).

La oposición criticó a Yanukovich por ausentarse desde el martes para viajar a China, donde buscó el apoyo económico de Pekín dada la endeble situación del país, mientras los manifestantes exigen elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

Además, la oposición exige al presidente el procesamiento de los altos cargos del Ministerio del Interior que ordenaron el pasado fin de semana la disolución violenta de las protestas, lo que obligó al titular de Interior a declarar hoy ante la Fiscalía.

Antes de regresar a Ucrania, Yanukovich se reunió ayer en el balneario ruso de Sochi (mar Negro) con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, que comparó las protestas masivas en el país vecino con un pogromo y negó que se trate de una revolución popular.

Ucrania ha decidido restablecer los intercambios con su vecino del norte, que había amenazado con introducir medidas proteccionistas en caso de que Kiev se asociara con los Veintiocho.

El líder parlamentario del principal partido opositor, Batkivschina, Arseni Yatseniuk, advirtió ayer a Yanukovich de que la firma de un acuerdo con Rusia provocaría más protestas antigubernamentales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios