Mundo

La entrevista secreta entre israelíes y turcos causa una crisis en Tel Aviv

  • El primer ministro Netanyahu se acerca a Ankara después de la crisis de la flotilla sin ponerlo en conocimiento del ministro de Exteriores · El ultraderechista Lieberman monta en cólera

Israel y Turquía han iniciado un primer acercamiento cuando se cumple un mes del ataque al barco de pasajeros con ayuda humanitaria para Gaza, lo que ha causado irritación en parte del Gobierno de Israel al hacerse público ayer el encuentro secreto.

El ministro de Comercio e Industria israelí, el laborista Benjamin Ben Eliezer y el ministro turco de Exteriores, Ahmet Davutoglu, se reunieron en Bruselas, informaba ayer el diario turco Hurriyet, aunque la prensa israelí indica que fue en Zúrich.

"No hay más que añadir sobre el tema", dijo ayer el portavoz del gobierno Mark Regev al ser consultado sobre el encuentro.

Se trata del primer encuentro al más alto nivel desde la muerte de nueve activistas -ocho turcos y un estadounidense de origen turco- en un asalto del Ejército israelí al Mavi Marmara, un barco con ayuda humanitaria de bandera turca, en aguas internacionales el pasado 31 de mayo.

La reunión tuvo lugar al parecer por presión del Gobierno estadounidense, ya que tanto Israel como Turquía son aliados suyos en la región. Sin embargo su conocimiento público ha generado una crisis de confianza entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, líder del partido ultraderechista Israel Beiteinu y principal socio del Gobierno israelí.

Lieberman se quejó de forma vehemente de que él no fue informado del encuentro, que había sido coordinado por Netanyahu y el Gobierno estadounidense y del que también tenía conocimiento el ministro de Defensa, Ehud Barak (laborista) y otros miembros del Gabinete israelí. "Se trata de una ofensa de las normas aceptables y un duro golpe a la confianza entre el jefe de la diplomacia y el primer ministro", informó el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de un comunicado.

En declaraciones a la radio israelí, Lieberman calificó el encuentro de error e insensatez. A su vez, el político ultraderechista dejó claro que pese a todo el enojo, no va a abandonar la coalición. Las tensiones en el seno israelí afloran a pocos días de la visita que Nentanyahu realizará a Washington, para discutir el proceso de paz en Oriente Próximo y la crisis nuclear iraní.

Según la televisión turca NTV, el canciller turco y el ministro de Comercio israelí acordaron volverse a ver secretamente. Los intereses estratégicos comunes entre Turquía e Israel explican la reanudación del diálogo. Israel "tiene interés en mantener buenas relaciones con países moderados en la región", asegura el experto francés Philippe Marcou. Turquía, único país musulmán miembro de la OTAN, tiene fronteras con Siria, Iraq e Irán, país al que Israel considera como una creciente amenaza nuclear.

A Turquía, por su lado, le interesa desempeñar un papel regional, mantener buenas relaciones con los occidentales y con Israel, añade el analista.

Marcou recuerda además que Turquía depende de Israel para buena parte de las armas que utiliza, en particular los aviones teleguiados Heron, en el conflicto contra los rebeldes kurdos, que se encuentra actualmente en plena efervescencia, después de una época de relativa calma.

El portavoz del gobierno Regev responsabilizó a un fallo técnico que Lieberman no hubiese sido informado y señaló que no quería decir nada más sobre el tipo de fallo técnico.

Lieberman, por su parte, estuvo ayer ilocalizable para el primer ministro, según los medios locales. Netanyahu intentó hablar varias veces por teléfono con él para limar las asperezas, pero no pudo atenderle por "fallos técnicos", según se cita a Lieberman.

Turquía exige una disculpa oficial de Israel por el ataque a la flotilla humanitaria a fin de normalizar sur relaciones con Tel Aviv. El ministro turco pidió a Ben Eliezer además indemnizaciones para las víctimas del ataque, así como el fin del bloqueo israelí a la Franja de Gaza, indican medios turcos.

El ataque a la denominada Flotilla de la Libertad, congeló las relaciones entre Israel y Turquía, históricamente uno de mayores aliados del Estado judío en la conflictiva región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios