Mundo

El 'corralito' planea sobre la City

  • Inquietud en el Reino Unido por el desplome de la libra ante la incertidumbre a causa del 'Brexit'

La libra esterlina volvió a caer hasta un nivel mínimo en más tres décadas, por debajo de 1,30 dólares, ante las consecuencias adversas que amenazan la economía británica tras la decisión de abandonar la UE. La divisa llegó a cotizar durante la jornada en 1,2801 dólares, su menor nivel respecto al billete verde desde 1985, y cerca de un 13% por debajo de los 1,4685 dólares que registraba el 22 de junio, un día antes del referéndum sobre el Brexit.

El nerviosismo en los mercados en la City sobre el futuro financiero del Reino Unido ha llevado a cinco firmas a bloquear sus fondos inmobiliarios para evitar que los inversores retiren su capital ante la incertidumbre que rodea al sector. Ese corralito afecta a un capital conjunto de más de 13.000 millones de libras (15.080 millones de euros), gestionado por las compañías M&G Investments, Aviva, Standard Life, Henderson Global Investors y Canada Life.

La construcción sufrió en junio su mayor frenazo en siete años debido al temor a que los británicos pudieran votar por el Brexit, un escenario que, según los analistas, puede llevar a nuevos indicadores negativos en las próximas semanas. "Hemos visto cierto efecto dominó en los activos expuestos a la libra", señaló el analista de CMC Markets Michael Hewson, para quien "algunos de los efectos del Brexit ya han comenzado a cristalizar".

El FTSE-100, índice principal en la Bolsa de Londres, ha sufrido vaivenes en los últimos días, si bien continúa por encima del nivel que marcaba la tarde anterior a que se conociera el resultado de la consulta en la que los británicos optaron por romper sus lazos con Bruselas. El footsie acabó ayer con un descenso del 1,25%, hasta los 6.463 puntos, por encima de los 6.338 enteros que marcaba al cierre hace 13 días.

Las consecuencias del referéndum han sido en cambio más palpables en el secundario FTSE-250, cuyas compañías, de menor tamaño y proyección internacional que las multinacionales del FTSE-100, están más expuestas a la caída de la libra. Ese índice, que el 23 de junio cerró en 17.333,51 puntos, ha bajado a 15.669,71, cerca de un 9,6%. Las oscuras perspectivas han llevado al ministro de Economía, George Osborne, a renunciar al objetivo de alcanzar el superávit en 2020.

Una de las preocupaciones del Gobierno es que la ruptura de relaciones con la UE suponga el inicio de una fuga de empresas hacia el continente, ante las dificultades añadidas que se encontrarán para comerciar con los países comunitarios desde el Reino Unido. Osborne estudia recortar el impuesto corporativo por debajo del 15%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios